sep
23

El 33

La cinta nº 24, TDK, de Varios Pop Español arrancaba con “a las cinco se cierra la barra del 33 pero Mario no sale hasta las seis” agitándonos en sonrisa entristecida difuminaba entre el humo de los cigarrillos que nublaban el pub allá por el 86.
Pero mucho antes, en las primeras cintas encerrábamos en 60 o 90 minutos la verdadera enciclopedia musical del pop español. Éramos casi los mismos que ahora pero entonces teníamos otra edad y casi nada en los bolsillos, apenas unas monedas para, en fondo común, compartir la noche por los bares de Pozuelo. Pero siempre, con alguna maqueta de grupos que siempre fueron inéditos y de otros muchos que finalmente lo consiguieron.
Jefe, pon esta de Mamá, y tras la de Episodio, la de Trastos. La cantidad de maquetas que circulábamos entre amigos y pasábamos para pinchar en el primer bar abierto era sorprendente. La colección de maquetas superaba la de discos. Y preferíamos hacer la recopilación de variados pop español con ellas, que ahora ya nadie escucha, que con los vinilos, que ahora tampoco nadie escucha. Éramos tipos raros que conocíamos de memoria las canciones de los primeros conciertos de muchos grupos que actuaban en la capital, si antes el portero chungo no descubría nuestra minoría de edad.
Todo ese colorido musical en el que nos empapamos desvaneció el color sepia del que veníamos.
Y ahora ya estamos. Han pasado años en forma de décadas a grandes saltos de aguja hasta hacerla desaparecer. Nosotros seguimos afortunados por lo vivido. Todos salimos adelante pero algunos cumplimos nuestros sueños. En mi caso, aunque lo he intentado por ser muchas veces traicionera y amarga, no he podido separarme de la música, casi siempre entre bastidores, coordinando la emoción.
Y ahora, ya sin humo, los acordes de Cruz de Navajas me vuelven por pura coincidencia o por simple causalidad.
El 33 cobra vida y con él, muchos de los grupos que recopilaba así como otros más contemporáneos. El 33 está de donde provienen mis mejores vivencias musicales. En Pozuelo, no muy lejos de las calles que recorríamos escuchando los mismos temas que se podrán escuchar en directo, e interpretados por los propios artistas culpables de mi interés por la música.
Salidos de una cinta, Modestia Aparte arrancaron la programación a la que seguirán Tennessee, Un Pingüino en Mi Ascensor, Mamá, Los Limones y muchos más del pop y rock de ahora y antes. Este nuevo local de directos está en el 33 de la Vía de las dos Castillas. No creo en las casualidades.
El 33 ya suena en directo

jun
28

10 canciones y pico más para llevarse este verano

Como cada año Popes80 ha publicado la selección de 100 mejores canciones que llevarse este verano. Una visión distinta y alejada de tópicas radiofórmulas y otros conceptos comerciales. Mi aportación no llegó a tiempo pero siempre me queda este reducto personal entre bastidores para lanzarlas. Pasen y escuchen.

Nuevas sensaciones – Los Roper y Punto – Nuevas sensaciones.
El sitio de mi recreo – Antes de haber nacido – Antonio Vega.
Dejarse la piel – Estoy mintiendo de verdad – Lagarto amarillo.
Canción de memoria – Metamúsica – Control Remoto.
Despertar –           – Clariqué.
Me dejo llevar – De todo y de nada – Los Conciencia.
En este mundo raro – En este mundo raro – Los Secretos.
Paraísos Artificiales – La ciudad subterránea – Dorian.
El tiempo futuro – Están ustedes unidos – Eladio y los seres queridos.
Carreteras de Madrid – El accidente – Sin Rumbo.

ago
31

¡Seamos dignos!

“Las serpientes decidieron rebelarse convocando una asamblea. La extraña convocatoria se extendió rápidamente por la selva. Este curioso acontecimiento atrajo primeramente a las alimañas por su simpatía por las revueltas, y éstos a su vez sedujeron con palabras como rebeldía a ingenuos y adolescentes cervatillos, y con una selva más sosegada a centenarias tortugas, y con más alimento a los cocodrilos, y con menos defunciones a los ñus,…” En definitiva, las crónicas cuentan que “los animales fueron acudiendo con promesas de tratar y resolver los problemas de su propia especie”.

Miento. Todos no, se relata que el león jamás asistiría a algo así sin haberse consensuado antes en cualquiera de las Asambleas Oficiales ya constituidas en la selva. Otros muchos no fueron, como el buho erudito, el avispado lince o el inteligente simio.

A partir de aquí, poco más se sabe. Faltan páginas. Por el corte parece que fueron arrancadas.

Pero hay una última anotación. “Hubo revueltas. Arrancamos y quemamos las páginas de la vergüenza. Crear una selva a la carta, a capricho y antojo de cada animal asistente trajo odios entre especies que jamás, en otras circunstancias, se hubieran agredido. Seamos dignos, éste es nuestro mensaje. Respetemos las leyes naturales de la selva.”

Yo estuve en Sol. Mis apuntes de esa tarde/noche son un sinfín de anotaciones de algunas asambleas y reflexiones que hoy ya sé que eran lamentables hechos futuribles.

Asamblea de cultura. Plaza de las Descalzas. 25 personas sentadas. 17 de pie. Diferentes especies y condiciones. Un productor que propone que haya más ayudas para las pequeñas productoras de cine como la suya; una chiquita expresa que es injusto que haya autores a los que siempre se les publique lamentándose de que a ella la han rechazado su primer libro en algunas editoriales y considera que debe instarse a ser publicada como hacen con los de siempre; un chaval con tablas de escena lanza su queja de que las salas ahora cobren por actuar y no paguen un caché independientemente de que acudan 2 o 600 personas a verle; una actriz ya retirada revindica que haya una partida de ayudas económicas para los actores, actrices y gente de la farándula cuando no trabajen por ser efímeras e imprevisibles generalmente la duración de sus papeles. “¡Y también para los magos o los que nos dedicamos a otras actividades de escena!” se escucha espontáneamente… Puedo continuar, pero todos mis apuntes de campo recogen sustancialmente los mismos planteamientos. Por supuesto, que todas las iniciativas fueron apoyadas y refrendadas por los allí presentes.

En la última página del cuaderno escribía “Esto no es nada serio”. Tras un cúmulo de catastróficas reflexiones ésa iba a ser mi última anotación. Un amigo, de otra especie, que regresaba de la asamblea de educación me gesticula para que le cuente. “Creo que he estado en una asamblea de economía”. Su respuesta, “yo igual, un camelo”.

En la última hoja de mi cuaderno se puede leer “Esto no es nada serio, seamos dignos”.

abr
29

Un grupo poco serio

“Estamos hablando de grupos serios, tu propuesta no es razonable y la convocatoria sería ridícula”. Lo bueno que tiene el incesante e inevitable paso del tiempo es que ciertas frases que se guardan en la memoria vuelvan a asaltarme para provocarme una sonrisa tonta.

Hará 2 lustros de esa frase que en una destartalada oficina de una sala de conciertos uno de sus propietarios sentenció para quedarse después con cara de sabio. Hay frases que pasan a la historia por condensar sabiduría, y hay otras que simplemente quedan almacenadas en la memoria por no ser nada interesantes para la humanidad y menos, para quien fue atónito receptor.

Lo único cierto de la frase es que el grupo que proponía para una actuación era de todo menos serio. Más bien, divertido. El grupo, Un Pingüino en mi Ascensor. Con ellos he contado, afortunadamente, de forma periódica durante estos 2 lustros para llenar, o casi hacerlo, las salas en las que me he ocupado de la programación.

Por ello y para agradecer a quienes no han faltado a algunos de sus conciertos (y muchos, a casi todos) y a quienes han sido más ávidos y en pocos días agotaron la promoción que por el X Aniversario lanzó este diario digital, el palco que he dedicado a este grupo.

Aún faltan 2 semanas para el concierto y más de la mitad del aforo ya está vendido. Pero bueno, “estamos hablando de grupos serios, tu propuesta no es razonable y la convocatoria sería ridícula”. Sonría.

abr
25

Adelante

Bienvenido al X Aniversario de Popes80  y a la inauguración de mi nuevo escenario creado para la ocasión. Puedes pasar pero como intuyes aún está por vestir de música, aplausos y luces. Esos elementos cobran vida cuando entras a un concierto, pero mucho antes ocurre que hay otro mundo bien distinto al que acontece cuando se abren las puertas de la sala donde esperas que salga tu grupo. De esos instantes trataré en este cuaderno de producción y también de conversaciones en algún café al amanecer tras un atardeanochecer en cualquier directo. O asomaré reflexiones, dudas y consejos de quien sufre y disfruta de la música entre bastidores y junto a una mesa de sonido, donde realmente empieza la pesadilla o el sueño de ser artista. Adelante pues y gracias por venir.