Persona, animal o cosa - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
Rafa Pons
Persona, animal o cosa
febrero de 2011

Valoración Popes80:

Valoración Comunidad:

Carmen Martorell   |  13/09/2011
Hoy invito yo, pero tú (Rafa Pons) te traes la guitarra.
Anoche vino a cenar Rafa Pons. Él y catorce amigos más, cargados de guitarras y buenas letras, unas cuantas palabrotas y hasta un "Loro cabrón". Menos mal que en casa siempre tengo cerveza, pipas, algunas pizzas para cantautores-rockeros y varios ceniceros preparados en la terraza.

Insistente como en su carrera musical, llamó al timbre tres veces antes de que me diera tiempo a abrirle. Ya va... ya va... dije yo. Una vez abierta comenzaron a desfilar catorce temas y saludando como si me conocieran de siempre, pasaron hasta la cocina.

El primero era algo raro, una mezcla entre "Persona, animal o cosa" al que todos seguían por su pegadizo estribillo. Una especie de líder que ante la pregunta ¿qué tal? respondió sin pensarlo "No se si cagar o tocar el arpa". Y añadió "tranquila me he buscado un abogado incompetente que puede acreditar que no soy mala gente".

Uf, pensé... ¡menuda noche me espera!

Pero no, en el fondo sabía que detrás de esa chulería, de esa postura rockera... había un corazoncito. "A que me enamoro", me dijo el siguiente con cara de preocupación pero sonriendo. No me dio tiempo a contestarle porque uno de sus compañeros, que por cierto parecía salido de un baúl de los años 60, acertó a decir que aquí lo normal es "Que pasen cosas".

Al girarme me di cuenta de que casi todos asentían. Y sin pensarlo dos veces empezaron a contar sus peculiares historias de amor, eso sí, sin perder la postura del rock, la de yo me enamoro, pero lo justo. Desde uno que algo asustado confesaba "Nos vamos conociendo" hasta otro que el muy rumbero afirmaba haberse enamorado de "La mosso" de escuadra que un día conoció en un control de alcoholemia.

Las risas alegraron una noche que parecía interesante pero algo derrotista. Hasta "El último pedazo de pastel" lo daba todo por perdido. Se levantó y dijo, "vale que sí, que todo bien... me largo y a otra cosa."

Tras su marcha, y para que no nos diera el bajón, decidimos pasar a los chupitos. Fue el "Loro cabrón" el primero en brindar por el desamor. Y todos, como si fueran auténticos hoolligans empezaron a corearle.

Algunos mandaban sus propios mensajes "yo sólo quiero que me Des igual", "Pobre dinosaurio"... y otros más optimistas decían "Será otro dardo más pero esta vez será Diana".

Y en medio de tanta locura... uno se gira y me dice "Mi abuela tiene un sofá como Tu vestido, mañana al dormir la siesta voy a soñar contigo". Que soy "lo mejor que le ha pasado desde ayer". "No te jode", dije yo, contagiada por su vocabulario.
Ya, "Estupefacientemente", pensé... esta gente es rara... pero de nuevo me equivocaba. Era "gente corriente" y como ya sabía, con su corazoncito. Uno muy grande que tras unas cuantas cervezas y un par de chupitos se puso serio y trascendental... ¿Qué pasará "Cuando se nos mueran los maestros"?

Yo tenía la respuesta... afortunadamente vendrán otros como por ejemplo Rafa Pons, que ya salía por la puerta, con la cabeza de lado... quizá con demasiados amigos para una sola noche (las casas ya no son tan grandes) pero con buenas historias, letras ingeniosas y las ganas que siempre demuestra en directo. Las ganas de entrar hasta la cocina. Yo por si acaso, me guardo unas pizzas para la próxima.
Comentarios
0  comentarios
Persona, animal o cosa
Compartir
Publicidad opinión
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha
Artistas