"Detalle del miedo" de Mikel Erentxun, canción a canción - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
"Detalle del miedo" de Mikel Erentxun, canción a canción
Itxu Díaz   |   13/04/2010
Analizamos las 10 canciones del nuevo disco de Mikel Erentxun, con los comentarios de Itxu Díaz.
Ofrecemos hoy un recorrido por todos los temas del nuevo disco de Mikel Erentxun, 'Detalle del miedo', con los comentarios de Itxu Díaz, director de POPES80.com.

Angela
'Detalle del miedo' se abre de forma diferente a cualquier disco anterior de Mikel Erentxun. Durante el primer minuto, uno puede creer que se ha confundido de disco. Llora una orquesta de violines, con un sonido clásico, templado, que finalmente se funde con la voz de Mikel Erentxun, hoy más susurrante que nunca. Y, por fin, después de un minuto y medio, reconocemos al mismo artista que canta en 'Ciudades de Paso' o 'El corredor de la suerte'. Ángela es un single en un disco sin single.

El mejor de mis días
Ahora sí comienza el nuevo álbum de Mikel Erentxun. Aquel que prometía cambios. El mejor de mis días es sin duda uno de los mejores momentos de 'Detalle del miedo'. Con el donostiarra jugando a dejarse llevar por el vaivén de su propia voz, como un péndulo que viaja de lo más oscuro a esa voz viva y joven que cantaba Casablanca hace muchas giras, danzando de estrofa a estrofa. Y al fin, un estribillo universal, delicioso.

Estampida
Un tema profundo, analgésico, templado. Como un amanecer de verano. Y una gran definición de la aceptación serena del miedo: "he encontrado un buen lugar / en la oscuridad".

Pidiendo pista
Gana peso a medida que se va elevando sobre el resto del disco, que crece también con su estribillo, fuerte, convincente, heroico. Porque habla de eso, de héroes. Sin duda, otro de los grandes momentos del álbum. Mikel Erentxun demuestra aquí que ha decidido empezar una nueva etapa en la que está dispuesto a viajar a cualquier lugar no explorado, por eso Pidiendo pista lo podría haber cantado Quique González en 'Personal', y nadie se habría sorprendido.

Halcones
Balada lenta. Guitarra acústica, vaga, con largas lagunas, densos silencios. Voz suave, respirada antes que cantada, que de golpe despierta entre susurros, gracias a unas guitarras eléctricas que cortan el tiempo con violencia, recurriendo a un magistral efecto, próximo al que el artista empleó años atrás en el directo de Duncan Dhu. Y después, la orquesta cae como un denso manto de lluvia, y demuestra que Halcones esconde una melodía de gran altura. Más novedades: esto no es pop.

La indiferencia
La voz de Mikel, como un imán, va de un extremo a otro, en primer plano. O en segundo. De fondo, o en primer plano, un tenso y agobiante arpegio de guitarra. La letra nos cuenta que "llueve", y llueve de verdad. Llueve melancolía en una de las letras más tristes y, al tiempo, más atractivas, de todo el disco.

Horizonte vertical
Horizonte vertical es uno de los cortes más ágiles de todo el disco. Destacan aquí los nuevos registros de voz del artista. Y sin embargo, a pesar del descubrimiento en la voz, al llegar al estribillo, sin saber muy bien cómo, reaparece todo aquello que conocemos de Mikel Erentxun.

El último hombre del mundo
Estamos ante la canción más experimental del álbum. Con una atmósfera tenebrosa, con efectos y ecos en la voz, y una letra dura, que sólo afloja un poco inclemencia en el estribillo. Es un corte de desolación, de angustia. Un gran lamento. Un desesperante ajuste de cuentas lleno de pequeñas extravagancias, que harán las delicias de melómanos con ganas de encontrar algo realmente distinto. Aunque tal vez deje un poco indiferente al resto.

Déjalo así
Nada que ver con El último hombre del mundo. Aquí, otra vez, una guitarra acústica levanta el telón. Esta vez el violín nos conduce a un medio tiempo que se enmarca perfectamente en los patrones clásicos del pop, y que esconde además una de las mejores letras del disco: "la lluvia de octubre descubre mi piel / las calles prohibidas que tiene la noche / conocen tu nombre". Una canción redonda en un disco cuadrado. O, más bien, con tantos lados como pistas.

Cuando nos cambió la voz
Nuevo e inesperado cambio de rumbo. Un Mikel Erentxun cantautor, hasta hoy inédito. La letra acompaña el juego, con referencias históricas a la revolución, a la juventud y, en general, a cosas que dejan muy poco espacio a la imaginación. El artista, a medio camino entre sí mismo y un joven debutante de la canción de autor. Para gustos. Mención aparte merece el logradísimo juego de voces de "donde estamos hoy / cuántos somos hoy", que aporta una extraordinaria belleza a toda la canción, que está mimada en todas sus esquinas y detalles –como casi todo el disco-.

Detalle del miedo
Piano, voz y nada más. Lo importante en un artista es saber, de vez en cuando, volver a escribir y componer ese tipo de canciones que se podrían haber firmado en los primeros tiempos, o en un primer disco, antes de empezar a perder la ingenuidad y antes de cortarse en el doble filo de la fama. Mikel Erentxun consigue aquí el milagro, con una canción inesperada, por redonda, en su música y en su letra. Maravillosa pista que se sitúa entre las mejores baladas de toda la discografía del artista. Quizá, la mejor. Nos es casualidad que aporte su título al disco.

Éramos dos hielos
Termina el viaje con casi siete minutos de canción en los que se va dibujando una atmósfera envolvente y placentera, en la que algunos podemos vislumbrar la sombra de algunas de las señas de identidad de la música de un viejo amigo del autor, Diego Vasallo: poesía y voz en blanco y negro. Se cierra 'Detalle del miedo' con lo que esperábamos encontrar a estas alturas: una guitarra acústica, intermitente y sutil, y una voz de aire, de nuevo vaporosa, llevando al extremo el susurro.

Comentario final
El giro de Mikel Erentxun en 'Detalle del miedo' tiene un doble valor. Primero, porque lo fácil siempre es mantenerse disco a disco en la senda comercialmente saludable. Segundo, porque además de sorprender, el reto era conseguir un álbum de altura, capaz de defender y justificar todo lo que se ha escrito durante su grabación, que no ha sido poco. Y lo consigue. Lo consigue Mikel Erentxun, lo consiguen Las Malas Influencias, y lo consiguen las letras de J. M. Corman.

Los grandes artistas, a lo largo de su carrera, son capaces de hacer discos de todos los colores, adaptados a cada momento. Y este de Mikel Erentxun cumple esta vieja norma. Lo único que hay que advertir, ya se ha escrito mil veces: que no es un disco fácil. No es un álbum de pop. Requiere su tiempo. Es un álbum que obliga al oyente a participar activamente, a poner de su parte. Después 'Detalle del miedo' invita a la luz tenue, a la mirada clavada en la oscuridad, a la tarde vacía por delante. Y entonces sí, vence y convence, y justifica este alejamiento de la senda fácil.

De acuerdo, no es un disco sencillo. Pero no lo duden: salvar los obstáculos para acercarse a sus canciones merece la pena. Desde 'Detalle del miedo' los seguidores de Duncan Dhu y Mikel Erentxun estamos de enhorabuena. Ahora tenemos tres artistas por el precio de uno.


 

Pide un concierto de
Mikel Erentxun
en tu ciudad


¿Qué es www.pideunconcierto.com?

Comentarios
4  comentarios
contenido
Comentar noticia
Nombre y apellidos:
E-mail:
Comentario:


Popes80.com no se responsabiliza, ni comparte necesariamente las opiniones vertidas por sus lectores en estos comentarios
Para que publiquemos su comentario rellene los campos anteriores.
Popes80 se reserva el derecho de publicar, resumir, extractar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
No se permitirán insultos, amenazas, mensajes pornográficos, spam, mensajes escritos en lenguaje de móvil, etc...
Todos los comentarios son revisados por la redacción de Popes80.com, por lo que su comentario podría no aparecer publicado inmediatamente.
Mikel Erentxun
Compartir
Publicidad opinión
Noticias relacionadas
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha