Discos caros, vicios caros - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
Discos caros, vicios caros
Juan Herrero   |   06/07/2011
Si tan poca gente sigue comprando discos ¿por qué no bajan los precios? ¿cómo puede seguir subiendo el precio de algo que no se vende?
Cada vez somos menos los que compramos un álbum de música. Sólo hace falta ver cómo han ido cerrando una a una la mayoría de tiendas de discos, como ha ido disminuyendo poco a poco el espacio reservado que tenían en las grandes superficies. Es tan de sobra conocido por todos el papel que ha desempeñado en este asunto internet que no es necesario entrar a valorar este asunto, si no que es necesario valorar y reflexionar sobre otros aspectos.

Si tan poca gente sigue comprando discos ¿por qué no bajan los precios? ¿cómo puede seguir subiendo el precio de algo que no se vende? Sólo encuentro una posible respuesta: un disco es un artículo de lujo, de coleccionista. Los cedés se convierten en algo parecido al resurgir del vinilo, hay un pequeño grupo de melómanos que siguen disfrutando del placer de abrir la caja, extraer el libreto, leer la letras de las canciones, echar un vistazo a sus fotografías, a su diseño, seguir cumpliendo con el rito de escuchar sólo la música, no ponerla como un ruido de fondo que nos ahuyenta del silencio. Todo eso tiene un precio que tienes que pagar.

¿Entonces por qué sigue existiendo la serie media? ¿cómo puede costar un disco casi la mitad de su valor pasados unos cuantos meses desde su estreno? Una respuesta posible sería porque nos toman por imbéciles, o puede que sea culpa de un ansia por adquirir la última novedad que se convierte en la estupidez del consumidor. Que un disco cueste casi la mitad de su precio en menos de un año hace que te plantees ¿para qué lo voy a comprar ahora? No tiene mucho sentido a no ser que te dejes llevar por un consumismo desaforado, por ejemplo a nadie se le ocurre comprar un jersey por 20 euros sabiendo que a los pocos meses, ese mismo jersey, con la misma talla y calidad costará 10 euros, sólo se te ocurre si no puedes soportar llevarlo puesto desde el primer día, si eres imbécil, o te sobra el dinero.

Querer preservar un soporte físico para la música no deja de ser una extravagancia en los tiempos de la revolución del mp3 y del coste mínimo. Padecemos una avalancha de música low cost, una insoportable reducción de la música a la listas de ventas. Puede que a algunos no nos guste lo que está pasando, pero sabemos que es lógico que pase. Si nadie compra discos ¿qué sentido tiene seguir fabricándolos cuando a la gente lo único que le preocupa es una canción de entre todas las compuestas? Vuelve el tiempo del Ep, de las cuatro canciones vendidas por iTunes. Ya no hay historias que contar, sólo canciones que vender, mientras afuera la gente de las discográficas sufre la crisis de una manera más brutal por sus errores y por los nuestros.
Comentarios
2  comentarios
contenido
Comentar noticia
Nombre y apellidos:
E-mail:
Comentario:


Popes80.com no se responsabiliza, ni comparte necesariamente las opiniones vertidas por sus lectores en estos comentarios
Para que publiquemos su comentario rellene los campos anteriores.
Popes80 se reserva el derecho de publicar, resumir, extractar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
No se permitirán insultos, amenazas, mensajes pornográficos, spam, mensajes escritos en lenguaje de móvil, etc...
Todos los comentarios son revisados por la redacción de Popes80.com, por lo que su comentario podría no aparecer publicado inmediatamente.
Juan Herrero es colaborador de Popes80.com
Compartir
Publicidad opinión
Noticias relacionadas
Godolfina hace historia  (23/02/2011)
Atascados  (25/03/2010)
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha