Loquillo: "En tiempos difíciles siempre me refugio en la poesía" - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
Loquillo: "En tiempos difíciles siempre me refugio en la poesía"
Arancha Moreno   |   27/09/2011
El artista nos presenta su nuevo disco en esta entrevista de Arancha Moreno.
¿Por qué decides musicar los poemas de Luis Alberto de Cuenca?
Esto empieza en el año 93, después de la gira 'Mientras respiremos' y de cierto enfrentamiento en la banda entre los intereses de unos y otros, decido dejar al margen las radiofórmulas, dejar de ceder los derechos de autor a las emisoras de radio. Coincidía también con el video de 'Los ojos vendados', que fue censurado, y me dejó en fuera de juego. Llevaba mucho tiempo madurando la idea de musicar poesía contemporánea española con Gabriel Sopeña, así que abandoné a los Trogloditas y me enrolé en ese bando. Publicamos dos discos: 'La vida por delante' (94) y 'Con elegancia' (98). Me quedé con las ganas de dedicarle un trabajo poético a un poeta contemporáneo español vivo. Durante los últimos doce o trece años hemos estado trabajando en este disco, pero ha habido que esperar el momento adecuado.

Tus discos de poemas musicados se han convertido en una saga. ¿Te ha funcionado esa forma de trabajar?
Siempre me refugio en la poesía cuando hay tiempos difíciles.. Siempre dejo el rock al margen para no tener que cansarme de él. Me ayuda a relajarme, ver las cosas de otra manera y me da tiempo para componer. Este es un proyecto coral, conjunto, no es estrictamente un disco de Loquillo. Participa Gabriel Sopeña como compositor, Luis Alberto como poeta, Jaime Stinus como productor y Fernando Pereira, el ilustrador de toda la obra. Es una conjunción de cinco personas distintas de ámbitos artísticos diferentes. Siempre me rodeo bien, intento ser el peor en mis proyectos, siempre marca el nivel de una banda el peor. Me reúno de los mejores, porque primero se aprende, y porque no soporto trabajar con gente que está por debajo de mí, me hace perder el tiempo. Prefiero ser yo el que haga el esfuerzo y aprenda.

¿Cómo has seleccionado las piezas?
He buscado la poesía de Luis Alberto entre la edad de los 30 y los 50, es un disco adulto y tenía que interiorizar esa etapa de su vida, que es la que me queda más cercana. Los poemas han caído por sí solos en estos últimos diez años. Quería hacer un disco de diez canciones, que refleje madurez.

¿Los poemas siguen alguna línea argumental?
El universo femenino y la iconografía de ese universo. No se podría entender a Luis Alberto de Cuenca sin pensar en el siglo XX, en el cine negro, en los héroes del cómic, como Tintín o Silver Surfer, sin hablar de los clásicos, y no se podría entender a Luis Alberto sin su amor a las mujeres. Caben todas las protagonistas: desde la mujer fatal a la funcionaria. Es un retrato muy certero, cínico pero también muy duro del mundo femenino.

¿Has adaptado las letras o has mantenido el mismo texto?
Creo que la única canción que ha cambiado ha sido en 'Políticamente incorrecto', que hemos añadido que la rubia fuma, por una cuestión de actualidad. La canción dice 'Dime barbaridades', y actualmente fumar es una barbaridad.

Luis Alberto ha estado en las sesiones de grabación. ¿Se ha acercado a escuchar, a ayudar…?
Ha estado presente en todo, no he movido un dedo sin su consentimiento. Yo me pongo al servicio de su poesía, añado mi voz y hago posible el proyecto, formo parte de un combinado excelente.

Dicen que las guitarras de Gabriel Sopeña son las más furiosas escuchadas en un disco de poesía.
Supongo. No hay mucha costumbre en España de versionar a poetas musicados. Cuando empezamos a hacerlo era casi un insulto a la ortodoxia, ya teníamos claro dónde queríamos ir. Pero queríamos seguir el camino de los cantautores clásicos, que nos iba a llevar a nuestro propio lenguaje. Somos parte de una tradición que se ha abandonado, y estamos ahí para reivindicarla. Es una buena manera de trasladar la poesía a la gente más joven. Yo conocí a la mayoría de poetas contemporáneos españoles a través de Amancio Prada, Alberto Cortez, Serrat o Ibáñez y por los trabajos que hacía Gabriel antes de que nos conociéramos. Lo hacemos en el momento adecuado, en el momento en el que lo fácil sería hacer otro disco de rock and roll. A este proyecto seguirá otro proyecto coral, del que de momento no puedo decir nada. Descanso mi cabeza, me dedico a aprender, y volver al teatro, quizá sea el lugar más adecuado. En el mundo del rock and roll podemos mejorar los discos, pero la puesta en escena, el desarrollo del espectáculo lo tengo hecho hace mucho tiempo.

Coque Malla decía el otro día que ahora hay que dar quince pasos para hacer lo que antes se hacía en uno. ¿Piensas que ahora es un camino más difícil?
En absoluto, yo tengo las piernas más largas. Eso es una sandez. A partir del 93 algunos compañeros nos negamos a ceder los derechos de autor. Sabíamos que íbamos a dejar de sonar en la radio, de tener bolos, y que la gente se iba a olvidar de nosotros, pero había que hacerlo. Yo creo que es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, porque eso me hizo crecer. Los que no lo hicieron en su momento, se encuentran ahora que no tienen ni público ni emisoras de radio que les pongan. No puedes darle tu vida a una emisora de radio. Eso ocurrió en los 90 con mucha gente. Ese camino hay que hacerlo con anterioridad. En el 95, con la primera gira de teatros, la gente se levantaba y se iba, o nos llamaba maricones porque hacíamos poesía. Cuando tú te enfrentas a la selva y te abres camino, estos tiempos que corren no son difíciles, porque estoy acostumbrado a luchar. Hemos hecho una gira espectacular de sesenta fechas por todo el país y ahora iniciamos una gira de treinta fechas por todo el país, de empresa, no dependemos de ayuntamientos. Hay que hacer los deberes antes, ese es el problema de muchos, que no han hecho los deberes.

¿Estáis preparando ya el espectáculo?
Vamos a irnos diez días a Menorca, y luego a diez más a encerrarnos en unos hangares para preparar todo el show, en el que se incorpora una sección de cuerda. Va a ser la segunda parte de la gira de 30 aniversario, en teatros voy a hacer los cinco discos que no he podido hacer en esta gira. La banda, excepto Igor (Paskual) que inicia su gira en solitario, va a ser la misma, junto a unos músicos de cuerda que vienen aparte. Va a ser un espectáculo diferente.

¿Y el repertorio?
Vamos a tocar los dos discos de poesía, con este tres, la banda sonora de 'Mujeres en pie de guerra', la parte de 'Balmoral' que no hemos tocado en directo y el disco de jazz. No puedo hacer 'Memoria de jóvenes airados' o 'Rock suave' en un teatro, el teatro pide otra cosa. No hay algo que odie más que la gente que coge cuatro guitarras, se va a un teatro y toca el repertorio que hacía en directo con cuatro acústicas. Eso es una tomadura de pelo, el teatro es otro lenguaje.

¿Hay algún poeta al que le debas una canción o un disco?
Martínez de Sanza, un poeta muy guerrero. Si Luis Alberto tiene una línea clara, tomando en cuenta la referencia del cómic, de Sanza es un poeta muy épico, me encanta.

¿Cómo ves el panorama musical?
Es un momento extraño, los indies quieren ser mainstream, y los mainstream quieren ser indies, cuando lo más fácil es ser tu mismo. Es muy divertido, es para sentarse y observar. Estamos en un momento musical muy interesante. Creo que 30.000 personas vayan al Sonorama indica que hay una buena salud mental musicalmente hablando. El mundo de las radiofórmulas y OT ya no existe, una buena señal para la cultura de nuestro país. Me parece patético que gente de mi edad trate de tener 20 años. Yo creo que un artista es mejor cuantos más años tiene. Si es peor, no lo merece. Uno tiene que saber crecer, aunque es muy propio de cuarentones agarrarse a la juventud perdida. Yo por fortuna tengo 50.

¿Los 50 marcan una barrera para hacer otro tipo de música?
El cuerpo me pide un disco de garaje. Si tú has demostrado que puedes hacer lo que quieras y que tienes un público que respeta lo que haces no tienes que discutir con nadie. Pero eso es una tarea de años, y si no pones una primera piedra al principio, a los 40 no puedes rectificar.

El escándalo de la SGAE le ha hecho mucho daño a vuestro gremio. ¿Crees que saldréis beneficiados al aclararse quién tiene las manos manchadas?
A mí me sorprende que alguien piense todavía que esto tiene arreglo. No van a ir a la caza de nadie, los contactos políticos son al más alto nivel. El señor Teddy Bautista ha comprado a todos, incluso a los de más arriba. A mí casi me dan más miedo los que vienen que los que han estado. Yo me presente en 2002 en una candidatura para cambiar la SGAE. Lo que sí pediría es que si bien no va a ir ninguno al talego, porque harán lo posible para no ir, espero que la música que han hecho no se vuelva a escuchar en la vida. Es lo mejor que les podría pasar: que nadie les recuerde, musicalmente hablando. Que sus discos desaparezcan. Esa sería la mejor manera. Creo en la justicia poética, de la otra me desvinculé hace mucho tiempo. Hay pocos medios con los que puedas hablar de esto, porque tu disco no va a existir. Por eso esta promoción es muy divertida para mí.

¿Volverás a escribir próximamente?
Supongo que pronto saldrá una recopilación de los artículos que he hecho desde el año 79, yo empecé en la revista Star, y antes en el Popular Uno, ahora hago entrevistas en Rolling. Tengo apuntes para una novela nueva, pero mientras esté con la columna y haciendo entrevistas con personajes que me interesan, no haré nada de momento. Sigo trabajando, pero de otra manera. No basta con ser músico, tienes que estar mucho más preparado, porque hay una generación que viene detrás que tiene una preparación espectacular. En el mundo de la música hay que ser mejor cada día, no quedarte en una casilla, hay que competir.

¿Te ha sorprendido algún disco últimamente?
Noto a faltar bandas de rock and roll muy peligrosas, que reflejen eso, con toda la que está cayendo. Yo tengo 50 años, ese no es mi papel. A la gente de mi generación les veo muy apalancados, creyéndose que tienen 20 años. Aquí se ha vivido de una adolescencia que ha durado hasta los 40 años, es terrible. Puedes escuchar el último disco de Christina Rosenvinge, que es un disco adulto… Exceptuando a Enrique (Bunbury) que es como yo, siempre estamos haciendo cosas distintas, lo demás me parece un páramo. Hay un tiempo para crear, un tiempo para tener éxito y un tiempo para buscar, y hay poca búsqueda. Mucha autocontemplación, mucho mirarse al ombligo y mucho conservadurismo en la gente de mi generación.

¿Un pronóstico?
El próximo año la crisis va a traer unas vueltas espectaculares. Vamos a ver el atraco final, y eso va a demostrar quienes están en esto porque les gusta y quienes buscan otra cosa. Va a ser el año de la vuelta de muchas bandas históricas, de gente que no se hablaba… Vivimos un momento muy confuso y excitante. Nos vamos a divertir bastante el año que viene.
Comentarios
5  comentarios
contenido
Comentar noticia
Nombre y apellidos:
E-mail:
Comentario:


Popes80.com no se responsabiliza, ni comparte necesariamente las opiniones vertidas por sus lectores en estos comentarios
Para que publiquemos su comentario rellene los campos anteriores.
Popes80 se reserva el derecho de publicar, resumir, extractar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
No se permitirán insultos, amenazas, mensajes pornográficos, spam, mensajes escritos en lenguaje de móvil, etc...
Todos los comentarios son revisados por la redacción de Popes80.com, por lo que su comentario podría no aparecer publicado inmediatamente.
Loquillo al término de la entrevista con POPES80.com
Compartir
Pide un concierto de
Loquillo
en tu ciudad


¿Qué es www.pideunconcierto.com?

Publicidad opinión
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha
Artistas