Hasta la capital del fin del mundo (I) - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
Hasta la capital del fin del mundo (I)
Juan Herrero   |   03/10/2011
Cuatro amigos, cuatro músicos y una aventura por delante.
Helsinki empezó como el proyecto musical de un grupo de amigos que querían disfrutar de los circuitos más underground. Durante los dos años que llevan consolidando su amistad y su música han autoproducido su único larga duración “Hoy es siempre todavía”. Pero esta historia es el relato de una de las giras más auténticas y surrealistas que haya podido vivir un grupo. Una gira por Portugal, Francia y Escocia durante el verano de 2011.

Todo comenzó una noche de fin de año, fecha en donde la gente tiene por costumbre trazar nuevos planes y buenos propósitos para el año que comienza. Creo que fue Charly, entre copas de Jack Daniel's con hielo, el primero en proponer hacer una gira por el extranjero que terminase en una ciudad obligada: Helsinki. En los meses siguientes le siguieron dando vueltas a esa exótica idea de tocar en lugares en donde no entendiesen sus letras, lugares en donde lo exótico para el público sería poder ver un grupo español. No pudieron concretar la idea original de terminar tocando en la capital de Finlandia, pero aquel contratiempo lo convirtieron en un reto, en un objetivo, en una ilusión para continuar el camino. Fueron cerrando bolos, pero lo que realmente les apetecía era la aventura de buscarse la vida in situ de garito en garito y ofrecerse para tocar a cambio de un puñado de euros y aplausos.

Una Volkswagen verde Multivan VW T5 fue su hogar durante aquellos días, una tienda de campaña y unos sacos de dormir el único abrigo seguro para las noches. Habían comprado para la ocasión una cámara de fotos que materializase de una manera especial aquel tour a la aventura, una Lomography Sprocket Rocket fue su elección. Su banda sonora para aquellos días cabía en un pincho de 8 Gb, con la única premisa de que tendría que sonar aleatoriamente todo tipo de música.

Cuatro amigos, cuatro músicos y una aventura por delante. Las guitarras, el bajo y una batería electrónica ocupaban a duras penas el maletero compartiendo huecos con el equipaje. La gasolinera era el inicio del camino, el depósito lleno, el gusanillo en el estómago, el hambre de carretera, las ganas de empezar a tocar, la primera canción que suena en la furgoneta y el éxtasis empieza a rodar rumbo a Lisboa.
Comentarios
0  comentarios
contenido
Comentar noticia
Nombre y apellidos:
E-mail:
Comentario:


Popes80.com no se responsabiliza, ni comparte necesariamente las opiniones vertidas por sus lectores en estos comentarios
Para que publiquemos su comentario rellene los campos anteriores.
Popes80 se reserva el derecho de publicar, resumir, extractar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
No se permitirán insultos, amenazas, mensajes pornográficos, spam, mensajes escritos en lenguaje de móvil, etc...
Todos los comentarios son revisados por la redacción de Popes80.com, por lo que su comentario podría no aparecer publicado inmediatamente.
Juan Herrero es colaborador de Popes80.com
Compartir
Publicidad opinión
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha