Iván Ferreiro: "Nunca pensé que fuera a vivir de la música" - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
Iván Ferreiro: "Nunca pensé que fuera a vivir de la música"
Arancha Moreno   |   04/10/2011
El artista presenta su directo "Confesiones de un artista de mierda", en esta entrevista de Arancha Moreno.
Tu próximo disco es un repaso en directo a temas de toda tu discografía. ¿Por qué surge 'Confesiones de un artista de mierda'?
El disco me lo proponen Warner y mi manager. Me preguntaron si tenía algo preparado y les dije que no, me preguntaron que quería hacer y les dije que quería seguir tocando. Ellos tenían la idea de que hiciera una revisión, y me pareció guay. Revisamos temas y le llamamos 'Confesiones de un artista de mierda' porque en el fondo es lo que son, cancioncillas de un tipo que hay por ahí, todas tocadas de golpe.

Además es un guiño a un libro, sueles hacer muchos guiños a libros, películas, cómics… ¿Conocerlos es una forma de entender mejor tus canciones?
En este caso aún no me he leído el libro, es el único libro de Philip K. Dick que no es de ciencia ficción, y me parecía muy adecuado porque este disco no es de ciencia ficción todo el rato. Cuando enseñas lo que tienes sólo puedes decir que eres un artista de mierda.

¿Estás muy sumergido en la ciencia ficción?
Sí, es lo que más me divierte. Probablemente la ciencia ficción tiene un punto imaginativo que pone a la gente en situaciones interesantes. La realidad a veces es un poco aburrida. La ciencia ficción buena es maravillosa y la mala es cojonuda porque es divertida también; mientras que una peli de suspense, si no es buena, es un coñazo. Creo que los escritores de ciencia ficción han hablado más sobre los verdaderos problemas que tenemos explicándolo de otra manera. Puede que me interese más la ciencia ficción hecha con dos duros, creo que tiene mucho que ver con las canciones pop: inventarte algo para intentar que la gente vea algo de verdad en la fábula. Es más difícil conseguirlo así que viendo Callejeros. Yo soy muy fan de Nacho Vigalondo: necesita cuatro planos, lo complejo es la historia. Con las canciones pasa igual.

¿Y al final haces las canciones de forma sencilla o compleja?
Creo que trabajamos de forma muy sencilla. Algunos temas los hemos simplificado, otros tienen una estructura más compleja, pero tiendo a hacer las cosas de forma fácil.

En este disco hay una revisión de media docena de temas de Piratas, además de temas de todos tus discos en solitario. ¿En qué te basaste para seleccionarlas?
Nos juntamos Suso, Amaro y yo en una habitación y decidimos qué temas hacíamos, no debimos tardar más de 20 minutos. Teníamos varias posibilidades, ya veníamos hablando de qué dirección íbamos a tomar y qué tipo de temas íbamos a escoger. Creo que quedó muy bien plasmado lo que esperábamos grabar, a mí el repertorio me encanta. Todos los temas no podían estar, estaba claro que quería tocar 'Años 80', 'Promesas' y 'Mi coco', pero también tenía ganas de hacer 'Santadrenalina', quería grabar un 'Turnedó' bonito, 'Mi furia paranoica', 'Rocco Sigfredi'… Hay canciones que pasan desapercibidas en los discos y están guay.

¿Es una segunda vida para esas canciones, también?
A mí me gustaría, espero que a 'Santadrenalina' o a 'Tio Vivo' le de vidilla, creo que son canciones muy bonitas, de las mejores que han pasado por mis manos.

Así que apuestas más por canciones en las que tú crees que aquellas que han sido de las favoritas del público…
Yo quiero que todas las canciones sean las mejores canciones posibles. Elegir entre cien las buenas de dos tipos: las que brillan por sí solas y las que necesitan una segunda mirada, pero precisamente las elijo porque creo que son tan buenas como las otras. Tú presentas diez y hay una que tira hacia delante, eso significa que es una mejor canción de carreras, pero hay otras que son un turismo más completo.

Y necesitan rodar más…
Sí, 'Santadrenalina' estaba en una cara B, grabada mal en mi casa, era una canción hermosa que se encontró con todo 'Relax' y todos sus descartes. Como en una mudanza: hay temas que se quedan en medio del traslado, los metes en una caja y se quedan debajo de la mesa de la cocina hasta que te das cuenta.

Las revisiones suelen funcionar para distanciarte de lo que has hecho y mirarlo desde otra óptica. ¿Te ha pasado?
En mi caso me acerco, quería vivirlo pasando de todo, pero me encontré con todo eso. Te acuerdas de la vida personal, cuándo hiciste cada canción y por qué, de qué hablaba en cada momento. Yo no he tenido ganas de hacer esto hasta que me he dado cuenta de cómo enfocar las canciones desde el punto de vista de quien soy ahora. 'Promesas' la escribí con 24 años y ahora tengo 41, el significado ahora es otro, hay canciones que no puedo cantar porque no me encuentro en ellas.

¿Las mejores son las que tienen un segundo significado?
Creo que sí, lo bonito de las canciones es el punto atemporal. Espero que si una canción este bien, dentro de cincuenta años se pueda volver a tocar de otra manera y funcione.

El disco lo grabásteis en directo delante de unos cuantos invitados, ¿todo primeras tomas?
Un día hicimos dos tomas de todo, y aprovechamos para grabarlo, y el día que tocamos nos salió todo del tirón. La idea era enseñar algo en directo, pero hemos hecho bastantes tomas para poder elegir.

En la banda están tus habituales, pero también alguna nueva incorporación…
Estuvieron Pablo, Amaro y Emilio maravillosos como siempre, vino Ricky Faulkner al bajo, estrella invitada, esperamos poder tenerlo algún día más en el escenario. Toni Toledo desgraciadamente ha tenido que dejarnos para irse con Amaral, a los que les deseamos mucha suerte, y se ha incorporado Gael Pintos, nuestro batería, un chaval cojonudo, tiene una coctelería y toca la batería de puta madre.

Estuvieron también Xoel López y Santi Balmes…
Y Rubén Pozo, que estuvo el día antes, grabamos con él S.P.N.B y una nueva, 'Canción de amor y muerte'. El disco tiene dos partes, una especie de serie, como si fueran episodios, y luego hay otro con tomas falsas, o perdidas, en el que hicimos cinco o seis temas en formato acústico, también 'Farenheit', 'Me toca tirar', 'Paraísos Perdidos', 'Inerte'. Son unas veinte.

Xoel está grabando disco, ¿habéis escuchado algún tema?
Qué va, he escuchado cosas que me ha cantado, pero grabado no. De Xoel sólo podemos esperar cosas buenas, cada día es más grande.

También estuvieron los No Reply, últimamente sois muchos músicos los que estáis tirando de metales.
Siempre hemos querido tirar de esto, pero en mi caso, no he tenido oportunidad de conocer a músicos de metales en Vigo. No Reply tocan muy bien, se amoldan muy bien, son capaces de meterse en cualquier estilo. Si fuera por mí hubiera ido todo el disco con metales, pero Suso se negó. Él produce, yo me callo (risas). Hay veces que yo hago el disco y tengo claro lo que quiero, pero esta vez le dije que ya me sabía las canciones, que necesitaba su ojo para ver desde fuera. Lo dejé todo en sus manos.

¿Quién se encargó de la parte visual?
Se encargó Nisu Films, que ya me hizo el videoclip de 'Paraísos perdidos', hubo un flechazo con ellos. Les dejé que hicieran lo que quisieran, me puse en sus manos. Al ver el decorado (era una habitación de hotel) me vino la idea del título. No sólo elijo las cosas por lo que significan, creo que hacer un disco bonito y decir que es de un artista de mierda tiene su encanto.

¿Y lo del uniforme de camisa de cuadros?
Eso coincidió, de hecho Bonilla se quejó, pero estábamos tan guapos que nos dejó. En ese decorado podías poner cualquier cosa, a la Pantoja o a Celine Dion.

Estáis muy bien posicionados, no sé si echáis algo en falta.
Dios nos libre de quejarnos, lo que nos queda es seguir dando las gracias. Tenemos mucha suerte, lo hablamos mogollón de veces, lo valoramos un montón y lo que hacemos es tratar de trabajar más duro para merecérnoslo. Si yo me pusiera a hacer una lista de los artistas que existen en el mundo habría una cima (Mozart, Prince, Tom Jones, Morrisey…) y yo probablemente estoy abajo. No significa que lo que yo haga no sea emocionante y hermoso, pero hay otros que hacen cosas muchísimo más hermosas y más emocionantes y han cambiado la historia de la humanidad. El año pasado hablábamos de que no soy un artista, y en el caso de ser un artista, soy un artista de mierda (risas).

¿Cambian tus referencias musicales, después de tanto tiempo?
Para mí siguen estando arriba los de siempre: Sakamoto, Radiohead, los Cure, los Smiths… Por cuestiones personales estoy muy metido en los Lori Meyers. Los había escuchado, pero nunca les había prestado la atención necesaria. El roce hace el cariño y creo que nos ha pasado igual a todos los de la Orquesta Poligonera. Son los fans y los medios los que conocen bien tu carrera, nosotros conocíamos un poco de los de al lado y luego ya empezamos a descubrirnos. Como soy lento escuchando, ahora estoy con una lista de spotify de espera.

Coque Malla no supo explicarnos qué era eso de la Orquesta Poligonera…
Todos sabemos lo mismo que Coque. Un día quedamos y aparecemos. Es algo para pasarlo bien, un sitio abierto. Es un ejercicio –para mí- de tolerancia, respeto y disfrute del trabajo que haces. Tenemos el capricho de tocar con Lori Meyers, Anni B Sweet, Coque Malla… Son ciertos lujos que probablemente no se puedan pagar, y te ayudan a acercarte a la sensibilidad de otras personas. Lo divertido es que hay gente que en principio no tiene mucho que ver, pero en el fondo tenemos mucho que ver.

Loquillo (que ya ha cumplido 50) decía el otro día que hay artistas que no han sabido crecer musicalmente con los años.
Será fácil con dos metros de altura. Si eso va por mí, ¡me cago en la leche! Siempre que me pongo a su lado parezco Frodo Bolsón (risas). Podían hacerme esa crítica a mí también, por este recopilatorio. No sé, cada uno aprende a hacer su oficio a su manera. Hay gente que se ha encontrado con una carrera musical sin darse cuenta, hace una canción que gusta y se encuentra con una gran responsabilidad. Yo nunca pensé que fuera a vivir de esto. Cuando ya tienes el chip de que lo vas a hacer, es totalmente distinto del que se encuentra con ello. Andy Chango me decía el otro día que le jodía la gente que no respetaba las debilidades de los demás. Probablemente estemos más definidos por nuestras debilidades que por las cosas buenas. Aunque a veces me meto con los artistas, creo que la vida de cada uno es insondable, es facilísimo hablar de la vida del de al lado, pero estar en la vida de uno siempre es complicado. Respecto a las carreras que duran más, siento mucho respeto por los que lo consiguen, y por los que les hubiera gustado conseguirlo siento lástima, pero también pienso que puede pasarme a mí en cualquier momento. A lo mejor mañana dejo de gustarle a cualquiera. Lo que tengo que hacer es vivir la vida que tengo mientras duro. Probablemente a lo mejor soy más zorro que otros y aguanto más que los demás.

¿Cómo va a ser la gira cuando pase por Madrid?
Nosotros no tenemos un planteamiento de luces, llegamos y tocamos lo más emocionante posible. Llevo de gira un año y medio, no quería parar, así que no voy a notar un cambio. Aunque ensayaremos y prepararemos los temas de otra manera. Serán los temas de este disco, como los he tocado ya en piano yo solo, o con Amaro. Hay canciones de las que estoy aburrido y las eliminaré, y retomaremos otras.
Comentarios
1  comentario
contenido
Comentar noticia
Nombre y apellidos:
E-mail:
Comentario:


Popes80.com no se responsabiliza, ni comparte necesariamente las opiniones vertidas por sus lectores en estos comentarios
Para que publiquemos su comentario rellene los campos anteriores.
Popes80 se reserva el derecho de publicar, resumir, extractar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
No se permitirán insultos, amenazas, mensajes pornográficos, spam, mensajes escritos en lenguaje de móvil, etc...
Todos los comentarios son revisados por la redacción de Popes80.com, por lo que su comentario podría no aparecer publicado inmediatamente.
Iván Ferreiro
Compartir
Publicidad opinión
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha
Artistas