Lauren Jordán: "Gatos Locos tocamos en todos los eventos de motoristas del país" - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
Lauren Jordán: "Gatos Locos tocamos en todos los eventos de motoristas del país"
Francisco Reina   |   10/10/2011
El guitarrista de Gatos Locos presenta su nuevo libro "Cultura custom" en esta entrevista de Francisco Reina.
Aunque se trata, básicamente, de un libro sobre el mundo de las motos, también hay mucha música...
Sí, ciertamente, el mundo de la cultura custom siempre ha andado muy ligado a la música americana por excelencia: al blues, al country, también al rockabilly y, especialmente, al rock and roll en toda su amplitud, incluyendo estilos también como el hard rock o el heavy. No olvidemos tampoco que el libro no se basa únicamente en la cultura biker, hay otras doctrinas que se recogen en él, como las pin ups ambientadas en la música de los años 40 y 50 o los cars club, que aparte del rockabilly, coquetean con el surf y otros estilos.

Buena prueba de ello es que lo prologa Loquillo, quien, en alguna ocasión, ha comentado que tiene una Harley-Davidson, aunque, según propia confesión, no sepa conducirla.
Para mí, ha sido todo un honor contar con la colaboración de Loquillo, no solo por ser una persona popular y un roquero al que admiro artísticamente, sino que, además, ha sido testigo en primera persona del nacimiento de la cultura biker en España. Los primeros moteros con actitud americana nacieron en Barcelona, ahí tenemos el ejemplo de los míticos 'Centuriones' (hoy, Hells Angels), muchos de ellos rockers amigos y seguidores del propio Loquillo. Hay una canción suya no muy conocida que está incluida en el libro, Motoristas, una perfecta vivencia de aquellos primeros años en la ciudad condal más urbana.

¿Por qué hay tanta vinculación entre las motos o cierto tipo de ellas (chopper, cafe racer) y el rock'n'roll?
La explicación viene por el crecimiento lógico y paulatino de tal expresión social. La cultura custom y el movimiento biker se iniciaron a finales de los años 40; el rhythm and blues y el venidero rock and roll eran parte expresiva de la rebeldía juvenil del momento. Así avanzó en el tiempo hasta implantarse en los libertarios años 60 y 70, llegando hasta nuestros días. Simplemente, ha sido una sucesión razonable que ha sobrevivido con el paso del tiempo. Se trata de ir en moto acompañado de la música más insurrecta, tanto en la ruta como en eventos, concentraciones o festivales.

Relatas en tu libro la aparición, en los 80, de la figura del 'rocker oportunista', sin actitud, producto únicamente de una moda, al que los rocker por convicción solían desnudar con preguntas trampa.
No hay que olvidar que en los años ochenta, el rockabilly se puso de moda como música de interés para el gran público. En aquel momento, había auténticos rockers, algunos de ellos aún continuadores de la escena estatal, pero también hubo mucho oportunismo y usanza de actualidad. Existía una especie de filtro cruel para delatar a aquellos que estaban de modo pasajero de los que realmente conocían y apreciaban el rock and roll, un método un tanto inverosímil que consistía en interrogar al nuevo postulante para poner a prueba sus conocimientos al respecto. Si las respuestas eran las correctas no había problema, pero si eran en su mayoría erróneas la cosa podía acabar muy mal.

Algunos miembros de clubes de motoristas han formado parte de bandas de música, caso de Pony (club Jaguars).
Ciertamente, hay muchos motoristas que son o han sido músicos. Tenemos el caso de Santiago Alcaine 'Gonzzo', contrabajista de los Dynamos, hoy actual vicepresidente de Templarios MC o bien, por citar otro ejemplo, a Jordi Pi 'Pony', de los Jaguars MC, quien fuera contrabajista de Quintana 30 y Rockabilly Club, banda liderada por el rebelde Carlos Segarra.

Citas también el ejemplo de Paco Calero, letrista junto a Mauricio Aznar y Gabriel Sopeña (Más Birras), de temas como 'Apuesta por el rock and roll', que luego versionaron y popularizaron Héroes del Silencio.
Paco Calero es uno de los bikers más veteranos del país y forma parte esencial del moto club Jaguars, muy amigo en aquellos años del malogrado Mauricio Aznar, con el que compuso temas verdaderamente fascinantes como Esa chica llamada soledad o Apuesta por el rock and roll, a mi parecer una de las mejores letras de la historia del rock and roll español.

Es de sobra conocida la relación de Gatos Locos con los clubes de moteros, habiendo actuado en infinidad de actos organizados por éstos. ¿En qué sentido os ha marcado? ¿Y en particular a ti, para que te decidieras a escribir esta obra?
Gatos Locos tenemos la suerte de ser, hoy por hoy, el grupo que más ha tocado en eventos moteros. Esto viene de muchos años atrás. Fernando, a finales de los ochenta, era hang around de los Centuriones MC, con los que tenía gran amistad y rodaba con su Harley Davidson. Tanto Fernando como yo tenemos muchos amigos en común relacionados con el mundo biker. Eso nos ha permitido tener las puertas abiertas para tocar en todos los eventos de motoristas del país. De punta a punta y de rincón en rincón, hemos pisado los escenarios de todas las concentraciones y festivales relacionados. Para mí, ha sido una ventaja esencial para poder realizar el libro en cuestión y una garantía de credenciales para ganarme la confianza de los moto clubs, en un mundo que siempre ha sido tan hermético.

“En aquella genuina e irrepetible década de los 80, no era extraño ver a un grupo de repeinados luciendo emblemas en sus espaldas”, rememoras con cierta añoranza. ¿Qué queda de aquello?
Recuerdo con cierta añoranza aquellos años ochenta y las sanas agrupaciones de rockers que se unían bajo la bandera del rock and roll. Eran años inocentes en los que se apostaba mucho por la amistad. Una buena manera de hacerlo era marcar una diferencia del resto luciendo un parche en la espalda. Eran bandas callejeras con más ilusión que mala intención, rememorando la película American graffiti; a la memoria me llegan algunas de ellas, como 'Tom Cats', 'Blue Birds', 'Crackers', 'Chalecos blancos'… Luego llegaron los motoclubs y eso era ya más serio.

Amistad, motos y rock'n'roll. ¿Podrían resumir, muy sucintamente, el libro estas tres palabras?
Básicamente se trata de eso, de vivir la libertad coincidiendo en maneras de pensar, en una contracultura al margen de la rutina y de las pautas que esta sociedad impone. En una forma de vida en que hay cabida para todas las ideas políticas o religiones; se trata únicamente de respetar y disfrutar. La cultura custom engloba un sinfín de posiciones y gustos. Diversión, cultura, amistad, viajar, conocer, y, sobre todo, mucho, mucho rock and roll.
Comentarios
0  comentarios
contenido
Comentar noticia
Nombre y apellidos:
E-mail:
Comentario:


Popes80.com no se responsabiliza, ni comparte necesariamente las opiniones vertidas por sus lectores en estos comentarios
Para que publiquemos su comentario rellene los campos anteriores.
Popes80 se reserva el derecho de publicar, resumir, extractar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
No se permitirán insultos, amenazas, mensajes pornográficos, spam, mensajes escritos en lenguaje de móvil, etc...
Todos los comentarios son revisados por la redacción de Popes80.com, por lo que su comentario podría no aparecer publicado inmediatamente.
Lauren Jordán
Compartir
Pide un concierto de
Gatos Locos
en tu ciudad


¿Qué es www.pideunconcierto.com?

Publicidad opinión
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha
Artistas