Lo que un día echaste de menos... - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
Lo que un día echaste de menos...
Pascual Roel   |   13/10/2011
La actualidad es esa mujer que no ha encontrado su príncipe azul y que nos hace pensar siempre que lo seremos nosotros.
La actualidad es esa mujer que no ha encontrado su príncipe azul y que nos hace pensar siempre que lo seremos nosotros. Lo malo es que siempre resulta que nos quedamos con esa sensación de ridículo, de sentir que nunca estamos a la altura y que ella prefiere continuar con su búsqueda y nosotros acercarnos a otro acontecimiento a probar suerte. Es como lo efímero de una noche, el fracaso de todos los mitos culturales, sociológicos y sexuales. Pareciera que nunca hay sitio para nosotros y que la actualidad, esa hija de puta, sigue buscando sin dar explicaciones. En la llamada pomposamente “sociedad del conocimiento” lo efímero tiene un gran poder, supuestamente, sobre nosotros. Ahora todo se hace al instante. No hay un plan de fondo. Se improvisa todo para el disfrute efímero sin razón ni estilo. Todo son oportunismos y conveniencias. En ese contexto, la novedad, el último comentario, la última noticia, entierran los diferentes acontecimientos importantes y de fondo. Y parece que una vez se distraen algunos acontecimientos o novedades ya es imposible recuperarlos.

Si queremos volver a otras novedades ya pasadas necesitamos o engañarnos a nosotros mismos o mentir a otros. La actualidad necesita ver que estamos llorando, hacernos sentir indefensos, jugar con nosotros y, sobre todo, hacernos conscientes de que no controlamos nuestro tiempo. Que estamos solos, que la noche sin actualidad será larga y que de la mano de la luna pasaremos otra noche sin dormir. Pero a veces la actualidad pasa de ser querida a ser distraída y nos sentimos con alguna fuerza para no acordarnos de lo que pasa y transportarnos a otras latitudes. Haciendo esfuerzos podemos incluso buscar reflexiones, palabras, películas o discos que no pertenecen a ese “buldózer” que es la actualidad. Tiempo, olvido y recuerdo. No nos vamos a ir a Ricoeur pero sí a Estopa y tampoco a los Estopa de hoy, los que están a punto de estrenar su nuevo disco “Estopa dos punto cero” si no a Estopa del “10 aniversarium”, un disco doble que ha pasado un tanto por aquí y por allá sin mucho comentario, aunque con mucho éxito. El disco contenía dos Cd´s. Uno con canciones interpretadas con diferentes artistas y otro de remezclas con algunos productores.

El primer disco era una serie de duetos desafortunados (Albert Pla, Ojos de Brujo y Serrat), correctos (Sabina, Chambao, Rosendo, Ana Belén, Rosario), muy adecuados (Chichos, Macaco, Muchachito) y excelentes (EL Bicho y El Canto del Loco). Una interesante iniciativa que se vendió en su momento principalmente con Rosario pero que tenía mucho más, aunque también mucho menos. Pero lo interesante es el segundo disco, donde diferentes productores re-producían una canción de Estopa. Los productores están muy bien escogidos y nos a lecturas muy creativas de las registradas por los productores originales de las canciones, es decir, Sergio Castillo (el mejor) y el trío Varona, De Diego y J. A. Romero (sublimes) y los propios Estopa. Comenzando por “Era” (Remezcla de suso Saiz) tenemos que decir que Saiz es un productor complicado que frecuenta músicos de los llamados "in" para la crítica especializada y supuestamente "cool". Primero buscó un giro en la carrera de Javier Álvarez, dirigió el fin de Esclarecidos, ha distraído la carrera en solitario de Diego Vasallo y ahora anda con Iván Ferreiro entre muchos otros. A Estopa sus ideas y su producción le sientan mal. Un traje demasiado sofisticado para una canción sencilla. El postrock no le sienta bien a esta canción, pero me temo que tampoco si hiciese un disco completo con ellos., aunque Saiz ha hecho un gran esfuerzo y ha evolucionado mucho. Seguro que si lo escucha algún crítico "cool" de determinadas publicaciones "enrolladas" y "premium" (es decir, que lee sólo la gente que busca su olor a establo) pues estarán contentos. También muy lejano a la tradición de Estopa está Carlos Jean, quien retuerce Hemicraneal con bases programadas y con un resultado estupendo que nos hace quedarnos con la idea de querer más. Lo de Jean es impresionante, puesto que es capaz de resucitar a La Unión, de resituar a los Hombres G, de darle la suelta a Second o de seguir con sus propios proyectos. “Exiliado en el lavado” lo remezcla Leiva, de Pereza, en un ejercicio totalmente prescindible y absolutamente lejano a Estopa. Leiva es un músico con mucho nombre y notables habilidades pero en este caso no está del todo afortunado. "Pastillas de freno" la ofertan el histórico músico y productor Luis Delgado (Vainica Doble, Kepa Junquera, etc.) y Eugenio Muñoz (que ha producido a gran parte de los grupos españoles de los 80 y 90). La canción crece con estos dos monstruos a la mesa de mezclas. La canción gana en consistencia, los guitarras llegan a unas texturas duras, con esa mala ostia necesaria en Estopa. Sería muy conveniente ver como funcionarían estos dos productores con Estopa en un disco entero. Bori Alarcón, Javier Limón y Tino di Geraldo están sobresalientes con "Vino tinto", "Malabares" y "Descatalongando". Javier Limón está muy ligado al mundo del flamenco, con gran formación y que ha frecuentado a Luz Casal (nunca también como con Paco Trinidad), Calamaro o Paco de Lucía. Bori Alarcón (Ariel Roth, Sole Giménez, etc.) hace un trabajo muy creativo con "Vino tinto", en la que la canción no pierde su gancho original pero la cuadra mucho más. Una gran labor. En cuanto a Tino de Geraldo mezcla sus increíbles timbres sonoros de jazz y flamenco con el genio de Estopa. Intelectualiza el tema "Descatalogando" y lo moderniza hacia otras latitudes.

Fernando Montesinos cumple con "cuando cae la luna". Montesinos acostumbrado a torear con Pereza, Paulina Rubio o Ana Torroja lleva la canción de Estopa a registros asequibles, en un intento con cuerdas y producción exquisita de crear algo diferente. En cuanto Fernando Illán y Miguel de la Vega dejan brillante y preparada para relanzase como un éxito a "Me falta el aliento". Un trabajo sobresaliente donde se ve el oficio de Illán al lado de los hermanos Flores, Rico y su gran experiencia como músico de acompañamiento. Ya saben: bajo arriba y vestimenta siempre adecuada. Y por último quedan Nigel Walker que demuestra que es uno de los mejores productores del panorama español (El Canto del Loco, La Oreja de Van Gogh, los Secretos, Hombres G., etc.). Una batería muy producida y una garra y fuerzas a destacar. La producción y la canción piden más, al igual que Alejo Stivel con "la raja de tu falda". Esa guitarra, Alejo, vale todo un disco. Se imaginan Estopa con Alejo y unas 12 canciones. Si sucedió lo que sucedió con Sabina....

En definitiva, un disco de muchos productores en un ejercicio único y bien intencionado en el que hemos podido saber dónde está cada uno y cómo sonaría Estopa en otras manos. Debería de ser una práctica más habitual en nuestra música. Alejados de la actualidad, de las modas y buscando otros registros en los cuales no hay príncipe azul, iremos echando de más lo que algún día echamos de menos. Ya saben, dicen que el tiempo y el olvido son como hermanos gemelos...
Comentarios
0  comentarios
contenido
Comentar noticia
Nombre y apellidos:
E-mail:
Comentario:


Popes80.com no se responsabiliza, ni comparte necesariamente las opiniones vertidas por sus lectores en estos comentarios
Para que publiquemos su comentario rellene los campos anteriores.
Popes80 se reserva el derecho de publicar, resumir, extractar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
No se permitirán insultos, amenazas, mensajes pornográficos, spam, mensajes escritos en lenguaje de móvil, etc...
Todos los comentarios son revisados por la redacción de Popes80.com, por lo que su comentario podría no aparecer publicado inmediatamente.
Pascual Roel es periodista y colaborador de POPES80.com
Compartir
Publicidad opinión
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha