Aquel hombre que no era yo - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
Aquel hombre que no era yo
Juan Herrero   |   26/10/2011
En aquella lúgubre barra nos apoyamos dos personas, un hombre con todas sus contradicciones y yo un iluso con ambiciones.
Ocurrió hace no demasiado tiempo, cuando conservaba intacta mi inocencia. Ahora pienso que incluso una persona tan ingenua como yo tendría que haber sospechado de las trampas de aquel relato. Pero los ingenuos solemos ser gente crédula, no desconfiamos, no nos acordamos de que el mal se desparrama por el mundo en forma de egoísmo y mentira.

En aquella lúgubre barra nos apoyamos dos personas, un hombre con todas sus contradicciones y yo un iluso con ambiciones. Lo que hoy me parece pomposo y vacío en aquel tiempo me parecía de lo más intelectual, sus palabras reflejaban la luz del mundo. Aquellos días cualquier relato se acompañaba de grandes dosis de imaginación, se veía el mundo de una forma distinta, levantábamos acta de nuestro juicio a la humanidad y al fraude en el que se había convertido. Hablábamos de lo que nos sugería la vida: mujeres, sexo, dinero, Dios, arte… La adolescencia siempre va ligada a las ganas de vivir y al anhelo de autodestrucción.

Aquel hombre siempre lo veré como alguien entrañable, pese a que sus actos no resistían una mirada profunda y su obra era el resultado de una mentira. No recuerdo que sucediese algo concreto que me hiciese comprender lo equivocado que estaba, sólo fui cambiando mi visión de la vida, mi actitud mental hacia ella, mi ánimo ante su paso. Cuando le veo me enfrento a la realidad de un hombre hecho añicos que mira de frente a los ojos de la tristeza. Si tuviese que relatar su historia empezaría por su final lleno de absoluta desolación, amargura y desesperanza, mientras intenta mantener en su cara una careta de carnaval que hace muchos años que pisoteó. Al pensar en él no busco legitimar sus actos, pero si comprender sus consecuencias.
Comentarios
0  comentarios
contenido
Comentar noticia
Nombre y apellidos:
E-mail:
Comentario:


Popes80.com no se responsabiliza, ni comparte necesariamente las opiniones vertidas por sus lectores en estos comentarios
Para que publiquemos su comentario rellene los campos anteriores.
Popes80 se reserva el derecho de publicar, resumir, extractar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
No se permitirán insultos, amenazas, mensajes pornográficos, spam, mensajes escritos en lenguaje de móvil, etc...
Todos los comentarios son revisados por la redacción de Popes80.com, por lo que su comentario podría no aparecer publicado inmediatamente.
Juan Herrero es colaborador de Popes80.com
Compartir
Publicidad opinión
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha