Alfa: "Me encantan los discos antiguos en los que suena el sitio donde se grabó" - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
Alfa: "Me encantan los discos antiguos en los que suena el sitio donde se grabó"
Arancha Moreno   |   12/01/2012
Arancha Moreno entrevista al vocalista de Le Punk que se estrena en solitario con el disco "22 de octubre".
¿Alfa es un mote o un nombre artístico?
Es un mote juvenil, me llamaban Alfa cuando era más chaval. Empezaba ahora mi carrera en solitario y me decidí por Alfa.

¿Cuándo empezaste en la música?
Siempre me llamó la atención la música. A los 13 años conseguí una guitarra y empecé a tocar, y en 2º de BUP coincidí en clase con Rubén Pozo, guitarrista de Pereza, y formamos una banda que se llamaba Buenas noches Rose. Empezamos con 16, tocábamos en Siroco y sitios así, en aquella etapa dejaban entrar en los bares con 16 años.

Se recuerda a Buenas Noches Rose como una banda de culto de la época…
Sí, son cosas extrañas, de repente todo el mundo se acuerda de lo que hacíais hace veinte años, y te pregunta si volveréis a juntaros…

Sí que fue cantera de muchos músicos que seguís ahora: Rubén, Jordi Skywalker (vocalista de BNR), tú… Y después de aquello, estuviste en Le Punk.
Sí, pero en los dos años intermedios entre Buenas Noches Rose y Le Punk tuve un grupo que se llamaba Perros de paja, era una especie de secuela, en la misma onda, rollo rockanrollero. Yo seguía ubicado en la Alameda, el barrio donde he vivido casi toda la vida, y tuve un bar una temporada, con los dineros que había ahorrado, lo típico que hacen los músicos. Como es un barrio con muchos músicos, empezaron a parar por ahí, y empezamos a escuchar cosas distintas: tangos, música balcánica, cabaret… Y empezamos a tontear con esas músicas, de ahí salió Le Punk. Pasé de un pasado con tradición rockera a Le Punk, un grupo que duró casi diez años.

Otra banda de referencia…
Sí, otra banda que puede ser “de culto”, aunque no sé muy bien qué significa eso…

Nadie lo sabe del todo, pero todo el mundo sabe identificar a una.
Es cierto, en una entrevista que le hicieron a Iggy Pop en la que decía que ser un artista de culto era no tener ni un duro y que a las tres de la mañana te llame un colgado diciendo que ha visto a Jesucristo escuchando una de tus canciones. Para que un tío de EE.UU diga esto, imagínate en un mercado tan pequeño como el nuestro. Coincido con él en lo de no tener ni un duro.

Después de esa experiencia, te estrenas en solitario con '22 de octubre', con siete canciones.
Sí, el disco salió ese día y la fecha me gustó. En realidad son cuatro canciones y tres bromillas, cosas cortitas. Es un disco editado exclusivamente en vinilo, y entre las canciones hay interludios, unas partes musicales que no llegan al minuto.

¿Por qué sólo lo editas en vinilo?
Cuando empecé en la música fue cuando murió el vinilo, la primera compañía que fichó a Le Punk era independiente pero con visos de ser grande, la había montado un productor que había tenido mucho tirón. Lo primero que nos dijeron fue que ya sabía que a los rockeros nos gustaba el vinilo, pero que ya se había terminado, que había muerto. Esos diez años era casi imposible, y yo tenía esa mitología de la música, de cuando le cogía a mi hermano el The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, de David Bowie, con aquella presencia… Yo quería tener un vinilo mío, se lo propuse a la compañía y entraron al trapo.

Cuando muere el disco, resucita el vinilo.
También es una manera de enfocar la música, este disco está muy pensado para ser tocado en vinilo, el tipo de canción, el tipo de grano, la producción… Era como hacer un ejercicio de estilo, estás componiendo la canción y estás arreglándola con esa idea.

Cuando escuchas el disco, se nota que estáis lejos del micrófono, hay que prestar mucha atención para escucharlo.
Tiene mucha atmósfera, lo hemos grabado seco. Hemos buscado un sitio chulo y hemos puesto un micrófono en el centro para recoger el sonido. Es uno de los juegos de la producción. Me encantan esos discos antiguos que suena el sitio donde se grabó, que puedes imaginarte el contexto. Yo imagino la atmósfera, imagino hasta el clima.

Es bonito porque reclama atención, al contrario de lo que se hace hoy día, que se intenta meter todo en primer plano.
Es contextualizar lo que estás haciendo, no lo he inventado yo, Tom Waits lo ha hecho toda su carrera, lo ha hecho mucha gente. Para mí, los discos más bonitos de la historia de la música tienen eso. Hay otros discos igualmente impresionantes que son secos y duros.

Pero aquí no se hace mucho, por eso sorprende más.
Aquí hay un lenguaje musical muy comercial, es todo muy rápido. Para entender este disco la gente tiene que tomarse la molestia de escucharlo, ese es el asunto.

Hay un sonido americano, también… Y muchas historias que parecen ambientadas allí. Bares de carretera, tipos solitarios, olvidados, fracasados…
(Risas). Puede ser, si a ti te lo ha parecido… Yo he tratado de salir yo en las canciones (risas), soy un tipo de bar de carretera, fracasado… No son tiradas de rollo, no estoy vendiendo ninguna moto, son historias personales. Quizá es que las dos primeras canciones están basadas en ese tipo de antihéroe. Son personajes con mucho gancho, empatizas con ellos, son gente que tiene su propio universo. Me gusta el mundo de los personajes, ya sea un locutor de radio, un futbolista, un charcutero… Antes hablábamos (fuera de micro) de Juan de Dios (Martín) y es un personaje también… Me parece que son gente que hace la vida agradable.

¿Hay alguno de esos personajes en tus canciones, aparte de ti mismo?
Trato que estén presentes siempre, que formen parte de mi cosmología. Es una manera de funcionar. Cuando escribes con un pie en lo que te pasa, es inevitable que salga la gente con la que convives, a la gente a la que persigues, a la que admiras…

Hablábamos antes del formato, del vinilo. ¿Cómo es la portada de este disco?
Es una portada de Jose, una colega mía que es fotógrafa y circunstancialmente está casada con Enrique Bunbury, digo circunstancialmente porque hace un tiempo no estaba casada con él. Ella y yo somos colegas, es una fotógrafa increíble, es una despiada mirando, fotografía cosas con mucha fuerza. Hizo una fotografía, que me enseñó hace tiempo, que es un galgo saltando, encerrado en un sitio sucio, ladrando hacia la luz. Es una foto dura, pero me encantó porque transmitía la sensación de encierro de aquel bicho. Me gustó mucho.

¿Tiene que ver con las canciones? ¿Hay un poco de encierro?
Supongo que sí, no premeditadamente. A todos nos pasa, no sé si todos somos galgos, pero si tenemos la sensación de estar viviendo contra natura, tener que hacer demasiadas cosas y estar en demasiados sitios donde no queremos estar, es un poco el concepto de civilización. Es algo más personal, pero creo que todos pasamos el 70% de nuestro tiempo en sitios en los que no queremos estar.

Hablando de tiempos, ¿te has tomado tu tiempo para componer y grabar este disco?
La canción que abre la cara B, 'Martita Ruiz', la compuse en el estudio. Hay un poco de todo, la grabación fue muy rápida, grabamos en cuatro días, en Daimiel, en el estudio de un amigo, Miguel, un tipo con el que conecté rápidamente, que tiene un estudio que se llama Casa con Ruedas. Todos los instrumentos los grabé yo, aunque él metió un bajo y contratamos también a un batería.

Esa era mi siguiente pregunta, quién te había acompañado en el disco…
La idea es editar cada cuatro meses un disco de cuatro canciones, no siempre en formato vinilo, vamos a hacer otras cosas. Lo siguiente creo que será un cd con cuatro canciones y cuatro relatos, para tratar de darle rienda suelta a escribir, que también me encanta. Y en el siguiente sí entrará una banda, le daré otra forma. He tratado de hacer un recorrido, partiendo de unas canciones acústicas, y espero que acabe la cosa dentro de un año con una banda grande, con vientos y todo lo que se me ocurra.

¿Y en los conciertos que haces ahora?
De momento estoy tocando solo con una guitarrista que se llama Khoury, hacemos conciertos acústicos. El 5 de marzo tocaremos en El Sol con banda para presentar el segundo disco, que se llamará 'El segundo oficio más viejo del mundo', un disco que saldrá dos días antes y que se presentará allí.

¿Se vive muy diferente en solitario, después de tu paso por varias bandas?
Sí, haces lo que quieres todo el rato, las bandas son muy bonitas porque trabajas en comunidad, pero llega un momento en el que uno quiere hacer lo que le da la gana todo el rato, sin tener que aceptar las sensibilidades de la gente que te rodea. Se lleva muy bien, lo estoy disfrutando mucho.

Mientras tanto, podemos encontrarte en www.alfamusica.com
Sí, ahí y en todos los chismes de la era digital: Twitter, Facebook… Sólo tienes que saltarte los seis o siete primeros 'Alfa', que son nombres de coches, inmobiliarias y cosas así.
Comentarios
0  comentarios
contenido
Comentar noticia
Nombre y apellidos:
E-mail:
Comentario:


Popes80.com no se responsabiliza, ni comparte necesariamente las opiniones vertidas por sus lectores en estos comentarios
Para que publiquemos su comentario rellene los campos anteriores.
Popes80 se reserva el derecho de publicar, resumir, extractar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
No se permitirán insultos, amenazas, mensajes pornográficos, spam, mensajes escritos en lenguaje de móvil, etc...
Todos los comentarios son revisados por la redacción de Popes80.com, por lo que su comentario podría no aparecer publicado inmediatamente.
Alfa
Compartir
Pide un concierto de
Alfa
en tu ciudad


¿Qué es www.pideunconcierto.com?

Publicidad opinión
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha
Artistas