La poesía humaniza a Loquillo - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
La poesía humaniza a Loquillo
Francisco Reina   |   29/02/2012
Crónica del concierto del cantante catalán en Málaga del pasado jueves.
La gira de presentación de 'Su nombre era el de todas las mujeres' (bautizada como 'A solas'), tercer disco de poesía de Loquillo y primero dedicado íntegramente a la obra de Luis Alberto de Cuenca, recalaba en Málaga, el pasado jueves, y pudimos verificar dos cosas: la estupenda banda que lo arropa (Jaime Stinus y Josu García, a las guitarras, Alfonso Alcalá, al bajo y contrabajo, Laurent Castagnet, a la batería, Santi Comet, a los teclados, y Julia de Castro, al violín) suena muy compacta, después de un buen puñado de conciertos a sus espaldas; y el rocker catalán se muestra más cercano, se humaniza, cuando interpreta los poemas musicados de sus discos.

El Teatro Cervantes es un escenario pintiparado para su propuesta. Suena como intro una añeja canción francesa que precede a su aparición en el escenario, elegantemente ataviado con traje y camisa negros. Curiosamente, abre el recital con Balmoral, tema no incluido en sus discos de poesía, pero que casa a la perfección con este repertorio. No en vano, el tema homenajea a la desaparecida y homónima coctelería madrileña, en la que cantante y poeta solían beber y conversar.

Los siguientes temas (Nuestra vecina, La noche blanca, Cuando pienso en los viejos amigos, felizmente recuperada para la ocasión, y Cuando vivías en La Castellana) sí pertenecen al poemario de De Cuenca. Loquillo se muestra, en todo momento, muy cercano y locuaz. Sorpresivamente, al interpretar Cuando vivías en La Castelana, se baja del escenario y busca una mayor cercanía con el público. El violín subraya la melancolía de esta pieza.

Alterna canciones del álbum 'Balmoral' (como el ya citado, La belle dame sans merçi y La vida es de los que arriesgan) y la banda sonora de la película 'Mujeres en pie de guerra' (Antes de la lluvia, El año que mataron a Salvador) con el repertorio puramente poético: La vida que yo veo (Bernardo Atxaga), No volveré a ser joven (Jaime Gil de Biedma), Transgresiones (Mario Benedetti). Y entre col y col, clásicos de Loquillo y Trogloditas (Brillar y Brillar, La mala reputación y El hombre de negro) que enardecen al respetable, que acaba coreando su nombre. Para la despedida, El encuentro, momento intimista con una interpretación descarnada.

Ya en los bises, aparece con un cigarrillo y una copa, ha cambiado su camisa negra por una blanca y, transmutado en dandi, muestra su habitual chulería, marca de la casa, necesaria para intepretar Caray, de Gabinete Caligari, que incluyó en su disco de swing 'Nueve tragos', del que también canta Billy La Roca. Espectacular. Political incorrectness, primer single de su último disco, suena casi al final. Aún arrostraría Con elegancia (Jacques Brel), para la que se paseó entre el público, al que se metió en el bolsillo y acabó rendido a sus pies; y Vintage, una exquisitez.
Comentarios
0  comentarios
contenido
Comentar noticia
Nombre y apellidos:
E-mail:
Comentario:


Popes80.com no se responsabiliza, ni comparte necesariamente las opiniones vertidas por sus lectores en estos comentarios
Para que publiquemos su comentario rellene los campos anteriores.
Popes80 se reserva el derecho de publicar, resumir, extractar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
No se permitirán insultos, amenazas, mensajes pornográficos, spam, mensajes escritos en lenguaje de móvil, etc...
Todos los comentarios son revisados por la redacción de Popes80.com, por lo que su comentario podría no aparecer publicado inmediatamente.
Loquillo en un instante del concierto (Foto: Daniel Pérez)
Compartir
Pide un concierto de
Loquillo
en tu ciudad


¿Qué es www.pideunconcierto.com?

Publicidad opinión
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha
Artistas