Aquellas noches de Reyes - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
Aquellas noches de Reyes
Itxu Díaz   |   05/01/2014
No nos habíamos olvidado de leer y escuchar, y hacíamos algo más que escribir y hablar.
El aire fresco limpia la calle. Hay hielo en las cornisas. La nieve, que cae siempre con sutileza femenina, ajena a la urgencia del segundero. Y el candor, bruma rojiza desde muy temprano, en el corazón de los salones. Paseo en la mañana del primer domingo del año, lejos de la gran ciudad. Nada se me ha perdido donde todo está perdido. Y así, precisamente, perdido, atravieso el silencio, inaugurando las incógnitas del 2014 entre las calles de un pueblo de pueblo. Retumba en las paredes de las casas cada paso que doy. Aventurero. Como quien pisa una isla de hielo virgen, con la bufanda anudada hasta las orejas y dejando figuritas de vaho a mis espaldas.

Me apuro a perder el tiempo porque esta noche vienen los Reyes Magos, y son ya muchos los inviernos archivados esperando esta madrugada mágica, que concilia todas las ilusiones, que a todos devuelve a la niñez, a los mejores años de nuestra vida. Algo grande y universal, profundo y frívolo a la vez, ligero y denso como un poema enervado de Luis Alberto de Cuenca. Algo que puede compendiarse en la audacia de los ojos de un niño, que fuimos todos. Que somos. Lo cantó Enrique Urquijo: “Con la inocencia tan graciosa / que cambia el nombre de las cosas / con ese brillo que te quita el frío / cuando las noches son lluviosas”.

He dejado enfriar esta columna unas cuantas horas y varias cabalgatas. La tromba de agua ha traído un cielo negro, que al fin resulta ser la noche. La de Reyes. Hace más de dos mil años vinieron a adorar al Niño a Belén y aún hoy, conservando su perfecta senectud, los Magos de Oriente premian a los pequeños y mayores cada 6 de enero. Aguardo, otra vez, recordando esos papeles de colores y esos lazos plateados amontonados en alguna esquina. Y los Juegos Reunidos. Y un telecopio. Y coches teledirigidos. Y algún pijama. Y muchos libros. Y muchos discos. Tal vez, los únicos regalos que me han acompañado a lo largo de los años. Libros y discos. Imposible olvidar el sonido compacto y envolvente de aquel encantador “abrazo del erizo” de Mikel Erentxun, para siempre vinculado con una Navidad no tan lejana. Y tantas otras canciones traídas por Sus Majestades años atrás.

Tras la espera sudorosa e inquieta de la noche, había siempre un disco envuelto en papel de regalo. Cuando las canciones no eran de usar y tirar. Y había tiempo para leer, para escuchar. Que la urgencia sensorial aún no había inoculado el maldito virus de la prisa por morder todos los bombones de la caja de la vida. No nos habíamos olvidado de leer y escuchar, y hacíamos algo más que escribir y hablar.

Acaricio los lomos de todos esos libros de Reyes, paso lentamente las páginas de los libretos de los discos. Pienso en las vueltas que han dado hasta llegar aquí. Nada comparado con su origen en el lejano Oriente. Al fin apago la última luz. Se me escapa una sonrisa en el salón. Viendo que sólo quedan encendidas las luces del árbol. Su baile de colores en la penumbra se refleja en las copas de champán que les hemos dejado preparadas a los Reyes Magos. Sedientos. Enigmáticos. Indiscutiblemente reales. Vuelvo a Los Secretos. “Con la inocencia más graciosa / que apaga el tono de la rosa / con ese brillo que te vuelve un niño”. Así. Ruidos lejanos en el salón. La mejor madrugada para volver a ser un niño.
Comentarios
1  comentario
contenido
Comentar noticia
Nombre y apellidos:
E-mail:
Comentario:


Popes80.com no se responsabiliza, ni comparte necesariamente las opiniones vertidas por sus lectores en estos comentarios
Para que publiquemos su comentario rellene los campos anteriores.
Popes80 se reserva el derecho de publicar, resumir, extractar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
No se permitirán insultos, amenazas, mensajes pornográficos, spam, mensajes escritos en lenguaje de móvil, etc...
Todos los comentarios son revisados por la redacción de Popes80.com, por lo que su comentario podría no aparecer publicado inmediatamente.
Itxu Díaz, director de Popes80.com
www.itxudiaz.com Sigue a @itxudiaz en Twitter
Compartir
Publicidad opinión
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha