Suicídate pero no me salpiques - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
Suicídate pero no me salpiques
Itxu Díaz   |   07/02/2014
Tal vez sea muy raro lo mío, pero no recuerdo jamás haber sentido la necesidad etílica de inmolarme en un ascensor ajeno.
Escuché un golpe muy fuerte en mitad de la noche. Después, la alarma del ascensor. Me di la vuelta y seguí durmiendo. Ese cacharro suena cada miércoles desde que vivo en esta casa. Mis vecinas Erasmus organizan unas fiestas muy divertidas. Consisten en citar a cientos de idiotas, emborracharlos, e invitarles más tarde a entrar de diez en diez en el ascensor, de capacidad para cuatro idiotas. Así, se quedan atrapados durante largo rato. Aúllan y patalean. El juego consiste en que no hay sitio para echar la pota sin darle un cabezazo a nadie. Suelen ser italianos, pero normalmente cuando los rescatan tienen color amarillento, como chinos, pero como chinos después de una larga noche de Moutai.

Los aullidos eran más fuertes que otras veces. La música –supongamos que esa basura infame es música- no había dejado de sonar, pero el ruido de copas había disminuido. Me costó volver a conciliar el sueño con la seguridad de que aquel inmenso ruido, en realidad, era la caída del ascensor. “Itxu, ¿cómo coño se va a caer un ascensor?”, me dijo Itxu. Y seguí durmiendo.

Pero hay noches que no te convences, por más que te explicas. Así que me volví a despertar pensando en el golpe y en los gritos, y en las risas, y en la fiesta de las Erasmus. Volví a cabecear, a descartar posibilidades y evaluar conjeturas. Mi coche no es. Dentro de casa no ha sido. En guerra no estamos. Mi coche no puede ser, insisto. No creo desvelar nada si confieso que cuando hay un golpe fuerte en la madrugada lo primero en lo que piensa un varón es en su coche. Sea como sea, eché otra noche en vela –y van cientos-, pensando que estos cabrones italianos, rusos, o lo que sean, estarían muy bien en su país asfaltando carreteras, mordisqueando termómetros de mercurio, o alimentando leones en cualquier zoo. De buen rollito. Pero es que siempre he sido más de un pingüino en mi ascensor que de un Erasmus en mi ascensor.

La noche fue tan larga como el rumor, que al alba se volvió evidente. Cuando se duplica el peso máximo admitido en un ascensor, se brinca como un mono, y se viaja por la madrugada bajo efectos etílicos superiores a los que uno sabe administrar, lo normal es que se desplome el ascensor. Así fue. Según me informan, ni un rasguño, los tipos. Siete pisos. Muchas risas y cierta cara de pánico al salir.

Me alegro porque, al fin, supongo que ni siquiera un idiota profesional se merece un final tan estúpido. Una esquela con un “murió borracho saltando en un ascensor alejado de sus seres queridos pero acompañado de otros seis gilipollas” no es un final precisamente épico. Sin embargo, no he podido evitar pensar en la de juergas en las que he estado, la de noches tontas que he quemado, y cómo he visto salir a mis amigos a cuatro patas –dentro y fuera de nuestras fronteras-, aullando en las situaciones más dispares. Y tal vez sea muy raro lo mío, pero no recuerdo jamás haber sentido la necesidad etílica de inmolarme en un ascensor ajeno.

Es extraño. Anoche, entre vuelta y vuelta en la almohada, y maldiciendo en sueños ciertas genealogías, me venía a la cabeza aquella joya de los Stukas: No me salpiques. No sé por qué.

Comentarios
0  comentarios
contenido
Comentar noticia
Nombre y apellidos:
E-mail:
Comentario:


Popes80.com no se responsabiliza, ni comparte necesariamente las opiniones vertidas por sus lectores en estos comentarios
Para que publiquemos su comentario rellene los campos anteriores.
Popes80 se reserva el derecho de publicar, resumir, extractar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
No se permitirán insultos, amenazas, mensajes pornográficos, spam, mensajes escritos en lenguaje de móvil, etc...
Todos los comentarios son revisados por la redacción de Popes80.com, por lo que su comentario podría no aparecer publicado inmediatamente.
Itxu Díaz, director de Popes80.com
www.itxudiaz.com Sigue a @itxudiaz en Twitter
Compartir
Publicidad opinión
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha