El disco medicinal de Bunbury: Palosanto - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
El disco medicinal de Bunbury: Palosanto
Pablo Cristobo   |   20/06/2014
Analizamos Palosanto de Bunbury, casi un año después de su lanzamiento.
Palosanto, Holly Wood, Salvation Mountain. Qué más da.

Palosanto es medicinal, un potente analgésico y vigorizante. Un disco que invita a instalarse en un rincón del salón, no demasiado cómodo, atenuar la luz, subir el volumen y darle a “play”.

Se encuentra usted ante un trabajo de precisión, de exquisitez, de maestro artesano, pero al mismo tiempo frágil y cotidiano. Unas gotas de exceso muy bien calculadas y una dosis de contención hacen de la última producción del artista zaragozano, al que la experiencia americana parece sentarle cada vez mejor, un alarde de rocanrol, ritmo, pausa y contundencia como pocas veces se ha visto.

Como un volcán dormido, que despierta escupiendo ráfagas de guitarras, pertrechadas por una base de bajo y batería que pega desde lo más profundo, unos arreglos y coros que en ocasiones se funden en la línea melódica, y la ejecución perfecta de unos apabullantes Santos Inocentes.

En esta obra confluyen las mejores facetas que marcaron la diferencia en trabajos anteriores. Volver a jugar con lo electrónico, lo instrumental, aderezar lo álgido con coros espeluznantes, susurrar en lo acústico y penetrar con el mensaje. Y todo ello unido con el fino hilo de una interpretación vocal cada vez más brillante, más personal y más incisiva. Un baile entre Europa y América, como una danza tribal oculta entre el viejo y el nuevo continente. Una mezcla de licor de destilería americana, de tequilas y ron añejo, de cerveza patria. Con guiños de un Nick Cave desgarrador y potente, o de un Dylan folk, poético y reivindicativo.

Palosanto es alivio y dolor, es certero (Despierta) y errante (Salvavidas). Habla de guerra y destrucción (Habrá una guerra en las calles/ Destrucción masiva), inspira esperanza y consuela a la vez. Es pretencioso (Más alto que nosotros sólo el cielo) pero humilde (Mar de dudas), te desgarra con fuerza, te zarandea y te da tregua, para justo antes de recuperar el aliento, volver a lanzarte, unas veces al aire, otras al suelo. Es conciliador (Hijo de Cortés) y reflexivo (Todo), y trágicamente nostálgico (Nostalgias Imperiales).

Pero donde verdaderamente Bunbury desconcierta es en la primera mitad del disco, donde brota -sin previo aviso- Los Inmortales, como un diamante arrebatado de entre la tierra y el carbón, en una atmósfera de noche trágica lunar que deja abiertos ojos, oídos y boca, y eriza la piel hasta casi despegarse.

Palosanto tenía un lugar reservado,-privilegiado-, al lado de Hellville Deluxe y Las Consecuencias, era su broche, su culminación. Le estaban esperando. Como tres hijos bastardos que con el tiempo engrandecen a su creador, por compartir tanto y tan poco. Pero este trabajo no se completa en su audición, ha sido concebido para la acción, para ser llevado a un show hoy sin precedentes, a un espectáculo donde como nunca, se desconoce si disfruta más el público o la banda, que en ocasiones parecen un único y sólido bloque con cientos de horas de ensayo a sus espaldas. El veredicto: júzguenlo ustedes mismos.
Comentarios
1  comentario
contenido
Comentar noticia
Nombre y apellidos:
E-mail:
Comentario:


Popes80.com no se responsabiliza, ni comparte necesariamente las opiniones vertidas por sus lectores en estos comentarios
Para que publiquemos su comentario rellene los campos anteriores.
Popes80 se reserva el derecho de publicar, resumir, extractar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
No se permitirán insultos, amenazas, mensajes pornográficos, spam, mensajes escritos en lenguaje de móvil, etc...
Todos los comentarios son revisados por la redacción de Popes80.com, por lo que su comentario podría no aparecer publicado inmediatamente.
Bunbury
Compartir
Pide un concierto de
Bunbury
en tu ciudad


¿Qué es www.pideunconcierto.com?

Publicidad opinión
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha
Artistas