091 no defrauda a sus seguidores malagueños - Popes80.com
RSS - Suscríbete  
Síguenos en:
  
  
  
  
091 no defrauda a sus seguidores malagueños
Francisco Reina   |   04/01/2017
Crónica del concierto del grupo granadino en Málaga, penúltimo de su gira de vuelta a los escenarios
POPES80.com ya estuvo presente en el concierto que 091 ofreció el pasado verano en el Weekend Beach Festival de Torre del Mar (Vélez-Málaga), y pudo comprobar que los granadinos, inmersos en su gira de vuelta a los escenarios, ‘Maniobra de resurrección’, estaban más vivos que nunca veinte años después de su disolución. Esta sensación se confirmó plenamente en su penúltima comparecencia en directo, en la capital malagueña. A diferencia del recital veraniego de hora y cuarto, que supo a poco, las dos horas bien servidas colmaron las expectativas de sus seguidores, que disfrutaron de lo lindo.

Se trataba de la penúltima ocasión de verlos en directo, antes de la ‘Maniobra final’, como han bautizado su segunda despedida de los escenarios, también en su Granada natal. Y no defraudaron. Los acordes de Man with a harmonica, de la memorable película Hasta que llegó su hora, de Sergio Leone, fueron creando un clima propicio para recibirlos. Tras el instrumental Palo cortao, un comienzo atronador con Qué fue del siglo XX, que prosiguió con Zapatos de piel de caimán, ante un público entregado.

Sonaron temas menos conocidos de su repertorio, que han rescatado en esta gira, como Esperar la lluvia o Si hay tormenta, y desempolvaron otros, tales como El deseo y el fuego o Escenas de guerra, a los que dieron un nuevo lustre. Y ello sin olvidarse de clásicos irrefutables de su cancionero como El baile de la desesperación (“Veo venir por la autopista al rey del rock and roll, su pareja es Mona Lisa, su guardaespaldas soy yo”), Tormentas imaginarias, Nada es real, En el laberinto...

Tras Huellas, un trallazo de rock’n’roll, Lapido cambia su inseparable Gibson SG por la acústica para arrostrar, en tono intimista, Nubes con forma de pistola y Para impresionarte. En esta línea, irán alternando temas más rockeros, como Otros como yo o Sigue estando Dios de nuestro lado, con baladas, como La noche que la luna salió tarde.

Y es que basta tirar de repertorio para encontrar gemas como Un cielo color vino, En la calle o La Torre de la Vela, con la que dijeron adiós. Ya en los bises, acústica en ristre, Lapido arrostró La canción del espantapájaros con la voz y la armónica de José Antonio García, en una interpretación emocionada y emocionante, que precedió a la mágica Esta noche y a La calle del viento.

Resulta inverosímil que hayan pasado veinte años desde su despedida, pues suenan como si hubieran seguido tocando de forma continuada. En la recta final, interpretaron, para disfrute de sus fans, Cómo acaban los sueños, el hit La vida qué mala es y, sorpresivamente, Fuego en mi oficina. Apoteósicos.
Comentarios
0  comentarios
contenido
Comentar noticia
Nombre y apellidos:
E-mail:
Comentario:


Popes80.com no se responsabiliza, ni comparte necesariamente las opiniones vertidas por sus lectores en estos comentarios
Para que publiquemos su comentario rellene los campos anteriores.
Popes80 se reserva el derecho de publicar, resumir, extractar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
No se permitirán insultos, amenazas, mensajes pornográficos, spam, mensajes escritos en lenguaje de móvil, etc...
Todos los comentarios son revisados por la redacción de Popes80.com, por lo que su comentario podría no aparecer publicado inmediatamente.
091
Compartir
Publicidad opinión
Hoy en popes80.com
Más leído
Publicidad noticias dcha
Artistas
091