Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Popes80 | 17 agosto, 2019

Scroll to top

3 Comments

Lo que Alba Messa puede hacer por ti

Lo que Alba Messa puede hacer por ti
Itxu Díaz
  • On 14 febrero, 2019
  • http://www.itxudiaz.com

Tiene la mirada firme de la sinceridad y la mueca del talento en la sonrisa. Gesticula como dibujando sus canciones en el aire mientras las explica desde el corazón, hoy que nos ha juntado en un estudio para enseñar por primera vez su disco. El día ha venido repleto de electricidad, entrevistas, urgencias y muchas letras, y sentarme a última hora a escuchar Con todas las consecuencias me ha devuelto a la calma, como un remanso de paz e inspiración. Tal vez uno escribe sobre música desde hace veinte años para esto; para encontrarse alguna vez en el momento y en el lugar y ver desperezarse al genio de la lámpara, deslizándose tímidamente entre las pistas de un disco como el que ha firmado Alba Messa.

Mientras lo escuchaba veía a la niña de los ojos brillantes que deslumbraba en los platós de televisión con su arte. Supongo que del mismo modo que todo artista busca la belleza, todo artista busca la niñez. La infancia es la gran conquista de la inspiración. Los ojos de niño son lo que distingue realmente al artista de talento, porque son los del observador aún sensible, aún capaz de llorar, aún virgen de las erosiones de la vida. Por eso es tan mágico este disco. Porque Alba Messa hoy, la que canta y compone, es la misma niña lucense que con seis años consagró su vida a las artes y las tablas, aunque ahora sea una mujer con las cicatrices de quien ha sufrido el mordisco de la precocidad. Es la honradez extrema, el empeño por mostrarnos lo que es hoy sin trampa, sin doblez, la que hace que sus canciones se amolden desde la primera escucha a las aristas de nuestro propio corazón. Ya no son, en cierto modo, sus canciones, ahora son las nuestras.

Alba Messa es, en fin, un piano y la voz. Es una guitarra y la voz. Es la voz. Es la voz la columna vertebral del álbum, como ha subrayado uno de sus productores. Todos los matices de sus letras se deslizan por su voz, todas las bellezas y las melancolías transpiran en sus registros al cantar, y así se produce la comunión que tan pocas veces se da: ella se duele cuando su historia duele, ella sonríe cuando su canción danza, ella duda cuando su letra duda, ella chilla cuando su estribillo viene con el rostro de un huracán. Y el oyente, hechizado por estas canciones que hacen vibrar el alma, se duele, danza, duda y chilla con ella.

Nunca es fácil predecir qué depararán los caprichos del mercado a un nuevo álbum. Pero no creo que Alba Messa reciba malas noticias desde las tiendas de discos. Y sin embargo, no será eso lo que condicione lo que ya es, lo que ya ha logrado. El disco ya está ahí. Las canciones, la fuerza de su sonido, y ese brillante ingenio musical que le permite jugar en libertad en mitad de los temas, ya nadie podrá arrebatárselo. El éxito, el verdadero éxito, es conmover nuestros corazones de hielo con tres minutos de una canción inédita y anónima, aún perdida en la bruma de su identidad. Y esa gloria, por el talento y el buen hacer que sostienen de principio a fin Con todas las consecuencias, queda ya para toda la vida. Para la eternidad que ansían sus letras, con la belleza y la precisión con que Dios ha bendecido a un puñado de artistas de todos los tiempos, capaces de desarmarte con canciones que son dardos al centro de las emociones que tanta veces nos inundan y que tan pobremente sabemos explicar.

Hoy con este disco de Alba Messa, lucense de condición, de corazón y de convicción, la vida es un poco más brillante, las dudas están un poco más claras y nuestras melancolías se sienten arropadas y ya no tienen pesadillas por las noches. Hoy nos hemos conjurado contra todos los fantasmas.

Comentarios

Enviar un comentario