Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Popes80 | 22 septiembre, 2020

Scroll to top

Loquillo y Sopeña ofrecen un concierto memorable en Fuengirola

Loquillo y Sopeña ofrecen un concierto memorable en Fuengirola
Francisco Reina

Suspendida la gira de presentación de su nuevo disco, El último clásico, por razones obvias, Loquillo se adapta a las circunstancias por la vía de la poesía (“un arma cargada de futuro”, que diría Celaya). Para ello echa mano de su estrecho colaborador y amigo Gabriel Sopeña, con quien ha grabado varios álbumes (La vida por delante, que da nombre al nuevo espectáculo, Con elegancia y Su nombre era el de todas las mujeres), en los que el compositor y profesor zaragozano, actual vicedecano en la Universidad de Zaragoza, musica poemas de grandes autores como Neruda, Gil de Biedma, Benedetti, Luis Alberto de Cuenca, Vázquez Montalbán, Octavio Paz

Con estos mimbres y muy bien arropados por Laurent Castagnet, a la batería, Josu García, a la guitarra, armónica y voz, y Alfonso Alcalá, al bajo y contrabajo, el rocker catalán y Sopeña ofrecieron un concierto memorable de dos horas en el Castillo Sohail de Fuengirola enmarcado en el ciclo Marenostrum Edición Limitada.

Abre el fuego con Balmoral, tema de su disco homónimo, que precede a La vida que yo veo, de Bernardo Atxaga y a Transgresiones, de Benedetti. “Obedecer a ciegas deja ciego, crecemos solamente en la osadía”. Toda una declaración de principios.

“Vivimos en una orgia de autosacrificio y victimismo, menudos hijos de puta. En una situación así sólo queda una cosa, ser políticamente incorrectos”, espeta antes de arrostrar Political incorretness, de Luis Alberto de Cuenca.

Se suceden poemas musicados de poetas ilustres (entre ellos la desoladora La vida por delante, de Gil de Biedma. “Envejecer, morir es el único argumento de la obra”), que entrevera con otros temas de su repertorio: Cantores, La vida es de los que arriesgan o Por amor.

Sopeña hace “una invitación formal de corazón a nuestro presidente Pedro Sánchez para que no abandone la cultura ni a ustedes” antes de cantar Acto de fe, de su disco Sangre sierra, y de anticipar un tema, Ceremonia, él solo a piano, del álbum que tiene previsto grabar con Loquillo dedicado al poeta Julio Martínez Mesanza.

Vuelve el Loco con Brillar y brillar, del disco Hombres, después de bromear y charlar distendidamente con Sopeña, y prosigue con una gran versión en español de Me and Bobby Mcgee, de Kriss Kristoferson, que popularizó Janis Joplin.

Josu García, que coincidió con Sopeña en Más Birras, legendaria banda rockabilly aragonesa liderada por el añorado Mauricio Aznar, interpreta un tema de éstos, Cass (La chica más guapa de la ciudad), y además con la guitarra Grestch de aquél.

Suena, a continuación, Apuesta por el rock and roll, clásico del grupo zaragozano, que firmó Sopeña y que Héroes del Silencio convirtieron en un himno popular. 

En la recta final, El hombre de negro, excelso cover de Johnny Cash -Los vellos como escarpias- y Cruzando el paraíso, otro clásico de su repertorio que grabó en su día con el gran Johnny Hallyday. 

Ya en los bises, los tintes épicos de Antes de la lluvia, el punto álgido de La mala reputación, de Georges Brassens, y Con elegancia, sobre una canción inédita de Jacques Brel.

La calurosa respuesta del público, que llenó el Castillo Sohail con la preceptiva reducción de aforo, dio pie a que ofreciera una interpretación desgarrada e intimista de John Milner, dedicada “a una leyenda rocker de Barcelona”, a solas con el teclado de Sopeña.

Con fotografías de Antonio Estévez.

Enviar un comentario