Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Popes80 | 28 noviembre, 2020

Scroll to top

M-Clan se aparece en el castillo: dúo acústico espectacular

M-Clan se aparece en el castillo: dúo acústico espectacular
Francisco Reina

M Clan comparecieron en el Castillo Sohail de Fuengirola en formato de dúo acústico, con Tarque, voz, armónica, pandereta y cajón flamenco, y Ricardo Ruipérez, guitarra y coros, por mor de las circunstancias y ofrecieron un concierto espectacular y sin fisuras.

Abren el fuego con Filosofía barata (“Piensa que mañana hoy será ayer”) y se meten al público en el bolsillo desde el inicio. Prosiguen con Souvenir y Para no ver el final. El respetable mueve los brazos al unísono y corea cada tema. El formato de dúo acústico les sienta fabulosamente bien. El vozarrón de Tarque, uno de los mejores del rock patrio, y la guitarra de Ruipérez bastan para crear la magia.

Sorprende Tarque con un cajón flamenco para arrostrar Llamando a la Tierra, gran versión de Serenade de Steve Miller Band, que les abrió en su día las puertas del público masivo y que suena a gloria bendita y enardece a los presentes.

“Es un placer y una motivación muy emocionante y muy especial poder tocar en directo. Muchas gracias por haber pagado la entrada”, comenta Tarque justo antes de entonar Dando vueltas, armónica en ristre, y Una calle sin luz, que aun sin banda suena a puro rock’n’roll. Además, le entrevera Gloria de los Them.

Saludan a Coki Giménez (“el mejor batería de Málaga”, espeta Ruipérez), miembro habitual de la banda al que Tarque, que deja una gran intro con la armónica, echa en falta después de echar el resto al cajón en Perdido en la ciudad. “¿Dónde estás, Coki?”, bromea. Se trata de uno de sus primeros temas, cuando apostaban por el rock sureño.

Momento intimista con la balada Roto por dentro, que precede a dos temas optimistas, La esperanza y Gracias por los días que vendrán, “dedicado a todos por la incertidumbre y para que todo tenga solución”.

Acto seguido, tocan un par de canciones de su último álbum, Delta (2016), el tema homónimo y California, ambos impregnados por el espíritu de Nashville, cuna del country donde fueron concebidos.

“Es un placer inconmensurable tocar aquí”, confiesa Tarque, que aborda Las calles están ardiendo. Suena espectacular con lo mínimo, su voz, el cajón y la guitarra de Ruipérez. Rock’n’roll. Los vellos como escarpias. Le inserta, además, un fragmento de Californication, de los Red Hot Chili Peppers.

Ya en la recta final, les dedica Miedo, uno de sus clásicos, “a todos los sanitarios que se han dejado la piel y a todos los servicios esenciales, son los verdaderos héroes” y dicen adiós con Hasta la vista rock and roll, que inician remarcando su base de blues, con el grito de guerra característico del gran John Lee Hooker.

Ya en los bises, Maggie despierta, excelso cover de Rod Steward, al que le intercala Te quiero igual, de Calamaro; Quédate a dormir, apoteósica, que vincula con Escuela de calor de Radio Futura; y Carolina, armónica y pandereta en ristre, en la que emula por momentos la voz de Fito Cabrales. “Gracias por ser responsables, hemos disfrutado mucho esta noche”, reconocen y conceden una más, Concierto salvaje, de su disco Delta, con el público disfrutando de lo lindo y rendido a sus pies.

Enviar un comentario