Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Popes80 | 28 enero, 2023

Scroll to top

Pablo Carbonell: «La gente tiene ganas de diversión»

Pablo Carbonell: «La gente tiene ganas de diversión»
Alberto García Valdegrama

No necesita presentación. En el humor y en la música, es uno de los personajes más queridos y reconocidos de España. Ahora prosigue con su frenética carrera, abierta en tantos frentes como artes se le pasan por las manos. Charlamos hoy con Pablo Carbonell sobre el presente, el pasado y el futuro.

¿Cómo estás, cómo va todo?
Estoy que no paro, tengo pocos trabajos… como ocho solo. Colaboro en el programa de Susana Griso, estoy haciendo una obra de Plauto y estoy ensayando una nueva, El Crédito, de Jordi Galceran, preparando una nueva formación de Los Toreros Muertos, a tope con Los Toreros con Chanclas, maestro de ceremonias de numerosos eventos solo con la guitarra interpretando mis temas aderezados con otros satíricos como los de Javier Krahe, monologuista y conferenciante de literatura creativa.

¿Qué cambios se van a producir en Los Toreros Muertos con la nueva formación?
El bajista va a tocar la guitarra acústica y se incorpora un nuevo bajista. Voy a cambiar ese eclecticismo que teníamos y que, tras años de carrera, me di cuenta que era por falta de personalidad… ¡es broma! Éramos un grupo iconoclasta y ahora voy a intentar unificar todas las músicas que hicimos, todas muy variadas, en una misma fórmula: el bajista va a crear unas bases más sólidas en todos los temas y con ello vamos a tener personalidad, aunque seguiremos disfrazándonos.

¿El grupo grabará un nuevo disco?
La verdad es que antes de la pandemia hicimos siete temas nuevos en un estudio, para un disco, Estruendo folclórico, pero nadie es igual antes de la pandemia que después. Mi forma actual de caminar y la de Los Toreros Muertos no coincide con esos temas. Era una idea que, debido a la autoexploración que todo el mundo ha sufrido en esta pandemia, hoy en día no me hace tanta gracia. Vamos a empezar con esta nueva formación, que es la de siempre, y que ya contamos con tres fechas contratadas para el 2023. Es algo que creo que nunca nos ha pasado y entiendo que es porque la gente tiene ganas de diversión.

Hace un año que te uniste en musical matrimonio con Pepe Begines y de esa unión disteis a luz a Los Toreros con Chanclas, ¿os seguís queriendo?
Sí, la unión sigue siendo fructífera tras once conciertos y, por ahora, tres videoclips – Agropop, Escuela de idiomas inventados y Yo no me llamo Manuel Sánchez-. Aunque el otro día le presentamos a Pepe Begines varias propuestas de temas que tenía, tanto para Los Toreros Muertos como para mí en solitario, y han sido desestimadas con mucha gracia.

¿Cuándo tendremos entonces nuevos temas de Toreros con Chanclas?
El otro día, Pepe y yo nos sentamos con la guitarra e hicimos un tema en un par de horas, que tengo entendido que es el tiempo que se tomaban Paul McCartney y John Lennon para componer una canción. Hicimos un tema nuevo de cabo a rabo, y con la poca vergüenza que tiene Pepe Begines con los textos, ya que yo soy más intelectual y pedante. También soy andaluz, de Cádiz, pero he perdido el ‘me importa un carajismo’ de Pepe. En febrero o marzo nos meteremos a grabar ese tema genuino.

Como hizo Miliki con algunas de sus canciones, habéis pasado Mi agüita amarilla por el filtro del lenguaje inclusivo, ahora es el padre el que lava la vajilla. ¿Lo habéis hecho o lo haréis con más canciones? ¿Quién lo sugirió?
Eso fue una sugerencia de Pepe, y también lo aplico en un libro infantil que publicaré sobre el ciclo del agua. He cambiado las cervezas por dos jarritas de agua, el bar por el desván, el lugar de trabajo por el patio del colegio, y otras partes de la canción. Incluso he tenido que corregir un error que tiene la canción, que el agua para evaporarse no nace falta que esté a cien grados, se evapora con un grado. Sale con unas fichas y con unos dibujos muy divertidos. Tuve ese libro en mi casa con diez años, un libro en el que los personajes eran Gota Verde y Gota Azul, y ese libro me hizo componer Mi agüita amarilla con unos veinte años.

¿Desde tus inicios cuál ha sido el concierto más especial qué recuerdas?
El que hicimos en una fiesta del PCE en el Rockódromo, recuerdo que salí del planeta, y otro que dimos en un parque en Mataró en el que acabé empapado de sudor. Son dos conciertos que recuerdo muy especialmente. No sé por qué, son momentos en los que me sentía feliz. A veces, comparto con el público el ‘me encantaría retener este momento para cuando esté solo en casa y esté triste, para recordarlo y tomarme una tacita de flow’.

¿Qué escucha hoy Pablo Carbonell?
De vez en cuando me pongo un concierto de Frank Zappa que me encanta, concretamente el concierto Hammersmith Odeon de casi tres horas. Toda la música que cabe en la cabeza de una persona está en ese concierto. Escucho también a Los Beatles y a Talking Heads. De hecho, hoy le estaba comentado al nuevo bajista que son las referencias importantes de Los Toreros Muertos. Si tuviera que buscar un sonido sería música bailable y me gustaría tener una base rítmica como la de Talking Heads, unas melodías como la de Los Beatles y unas cacofonías como las de Frank Zappa. Así es como me gustaría que sonaran Los Toreros Muertos.