Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Popes80 | 28 enero, 2023

Scroll to top

Pablo Martín: «Te hacen el mismo caso si sacas un disco que si sacas un single»

Pablo Martín: «Te hacen el mismo caso si sacas un disco que si sacas un single»
Alberto García Valdegrama

A Pablo Martín lo recordamos sobre todo por los años junto a Josu García en La Tercera República, que aún alegran a sus fans con actuaciones muy puntuales, si bien su trayectoria profesional es mucho más amplia. Hoy mantiene el pabellón en lo alto con su carrera en solitario, con la que va estrenando singles cada pocos meses. Charlamos con él largo y tendido sobre el pasado y el futuro. Y no olvides seguirlo de cerca en Spotify.

¿Cómo estás? Un pequeño balance…
En una fase de subidón, con 54 años que te ofrecen una perspectiva de la vida de búsqueda de una serenidad, una manera de disfrutarla sosegado. Y la verdad es que la vida de un músico no favorece ni la tranquilidad, sosiego, ni nada de eso, a no ser que estés súper colocado en las listas de éxitos como Coque Malla, un buen amigo de hace mucho tiempo, y como otros que han llevado y llevan una trayectoria que va a seguir, pero como escuché decir a Pancho Varona: al contrario que los actores, escritores y artistas plásticos, los músicos tenemos una segunda mitad de carrera musical que nunca va a ir en ascenso. Es decir, llega un momento que una vez conseguido lo que fuera, hay que intentar mantenerse y continuar porque los jóvenes vienen apretando.

¿Hay posibilidad de que esa segunda mitad de carrera musical pueda ir hacia arriba comercialmente hablando?
Sí, ahora mismo hay una esperanza. Estoy exponiendo mis canciones en las plataformas digitales, un lugar muy digno donde hay que estar, para que no se queden en un cajón y para que sepan que estoy vivo y que sigo siendo un artista. Y me refiero a las plataformas y no a las redes sociales, que a estas las veo más como para anuncios publicitarios donde todos tocan, todos graban y todo es genial. También está el hecho que, en Spotify por ejemplo, la retribución al artista hoy en día no le da para comer de la música, si acaso para desayunar un café por la mañana. Tal y como se desarrolla el negocio, y para ello recomiendo ver la serie The Playlist en Netflix, que en el último capítulo trata la figura del artista, se desmantela toda esa ilusión grande que hay de una serie de actores que hay en la música donde el último eslabón es el artista. Que es el que menos gana. Cualquiera puede subir una canción, no hay filtros. Antes tenías que pasar por un AR de una discográfica y si era grande mejor, ahora solo existen las tres grandes, alguna independiente y luego estamos todas las discográficas individualizadas y personales. Se puede hacer una carrera hacia adelante y uno puede trabajar su nicho de mercado en la música y entrar dentro de las listas de los que escuchan. Eso sí, tienes que cuidar a tu gente, a los tres mil o diez mil que te sigan, ese número puede ir creciendo con otra gente que escucha artistas similares. Y ese es mi objetivo ahora mismo. Pero ganar para vivir, he ganado de la publicidad y de las canciones que compuse desde el 2000 al 2005 coincidiendo con la aparición de los programas de televisión de éxito como Operación Triunfo. Hay muchísimos grupos que nunca venderán un millón de copias y han hecho canciones, conciertos y carreras inolvidables, y para esos estáis vosotros, Popes80, apoyando a esos muchos grupos de los que aún están vivos y siguen luchando. En resumen, nos hemos hecho dueños de nuestras propias carreras. Y el que no lo hace así tiene que repartir con su discográfica, editorial, manager, etcétera. El negocio es como ha sido siempre, aunque han cambiado un poco los collares.

¿Sabes cuántas canciones has compuesto a lo largo de tu carrera?
Segúnel repertorio de la SGAE, entre canciones y títulos de publicidad suman más de 300 referencias.

¿Cuál fue el primer disco que grabaste?
Fue con el grupo de versiones Nueva Ola en 1990, después sacamos el de La Cantina con Edu Chinarro y Miguel Molinera entre otros y luego recuerdo el de Antonio Vega, Ese chico triste y solitario. Y en 1999 grabé con La Tercera República, aunque por cosas de la compañía de discos el primer tema de ese disco salió realmente por primera vez en Carácter Latino 3 y nuestro disco en 2001. Curiosamente en mi carrera en solitario he sacado 30 canciones, pero no se pueden ver ni tocar como los discos, están solo en plataformas digitales. Por eso me encanta que exista Popes80 porque es un medio que recupera este tipo de carreras.

Cuéntanos una anécdota con La Tercera República, la primera que se te ocurra…
Iniciamos por los 20 años de La Tercera República el lanzamiento de un disco con el sello Autor que nunca estuvo en las plataformas. Y según nos hemos informado la editorial pertenece a Sony BMG, pero al no conservarse el máster y no existir la productora ni la compañía discográfica que lo sacó -sello Autor- nos han dicho que ese disco pasa a nuestro poder. Por eso editamos el single Déjate besar y también volveremos a editar las otras canciones acompañándolo de algunos conciertos. Puedes tener un gran pasado, pero para existir tienes que estar en lo digital porque si no eres muy difícil de encontrar.

¿Qué ocurrió con el concierto de La Tercera República que habías anunciado para noviembre?
El de noviembre tuvimos que suspenderlo por una lesión en mi mano derecha. Estamos en conversaciones con Ángel de la sala Galileo porque es la sala donde hemos tenido las mayores alegrías en Madrid desde la época dorada hasta ahora que tenemos el pelo más corto, más experiencia y tocamos más y mejor (ríe). Quizá lo hagamos en febrero o marzo del 2023, dependiendo de la agenda de Josu porque Loquillo ha terminado la gira hace unos días, pero vuelven a la carga el verano que viene [Josu García es, desde hace años, guitarrista de Loquillo]. El otro día estuve en el 70 cumpleaños de Jeff Espinoza del grupo Red House, que estuvo cantando con Ramón Arroyo de Los Secretos entre otros. Fue un día entrañable ver a una persona en edad de jubilación que está a punto de sacar otro disco con Pez Mago, Gastelo y otra serie de cantautores, y que sigue atreviéndose a realizar un repertorio propio en salas pequeñas luchando por su propia identidad. Los músicos con la edad tienen más oficio, más facilidad para componer, probablemente hacen mejores canciones al entender la música de otra manera. Como decía Charly García, un gran músico argentino, si la música es melodía, armonía y ritmo, estamos perdiendo la armonía y nos estamos quedando con la letra y el ritmo. Para el que sepa un poco de música y toque algo más que el do re mi fa sol la si en mayor y menor, percibirá que están apareciendo demasiadas canciones con una creatividad más limitada, más rapeado, más hechas con producciones porque claro, solo hay doce notas. Hay tan buenas canciones que salen de los que usamos ese método artesano de componer con acordes, armonía, instrumentos físicos y no virtuales. Echo de menos un poco más de canciones cantadas de toda la vida, y si puede ser con un mensaje menos sexual. Me parece que sí hay mensajes de gente que no vive de maravilla y tiene cosas que decir, y luego hay otro mensaje que es identificar la música con mover el culo en una discoteca usando cosas físicas, en vez de la cabeza y el corazón.

Cantante, músico, productor, editor, compositor incluso de jingles publicitarios, pero como coach singer… ¿Cuáles son tus principales recomendaciones para un artista?
Se nota mucho cuando alguien no ha trabajado un tiempo su voz. Está muy bien que haya timbres personales de voz como Bob Dylan, que no creo que haya dado alguna clase de voz en su vida, pero imagina el mensaje que tenía para el mundo entero. Es una visión absolutamente personal lo que digo. Que trabajen la voz, y me refiero a su propia voz y no imitar a otros cantantes, que hacerlo sería un gran error, aunque casi todos al empezar lo hemos hecho y lo que conseguiremos es partirnos la voz al no ser la nuestra. Debe trabajar la voz con clases de ortofonía, foniatría y formación musical que no tiene por qué ser tan extensa como fue la mía, que estuve 14 años dando clases de formación del instrumento de la voz para poder interpretar. Porque para interpretar a no ser que tengas unas dotes de actor o imitador innatos todo se puede trabajar con técnica. La técnica de la voz es tan válida como la de un instrumento. Porque en una partitura no te indica dónde tienes que sentir la voz para sacarla con corrección. Mi recomendación es formarse y, como en cualquier otro curso, si te quedas con un 20% de todo lo que te han enseñado vas bien. Trabajar la voz como instrumento te abre la mente, te hace mejor. A mis nuevos alumnos les recomiendo que si a los tres meses no empiezan a notar un cambio en cómo emiten la voz, no sienten que el cuerpo es un instrumento, no les da gusto y les parece un sufrimiento cantar, entonces deberían cambiar de profesor.

¿Qué escuchas últimamente y a qué artistas recomendarías seguir de cerca?
Estoy escuchando grupos que no conocía, por las sugerencias de las plataformas. Por ejemplo, me interesa mucho el mundo indie, como Love of Lesbian, que para mí es súper moderno y llevan una trayectoria maja; Izal, Lori Meyers y toda esta corriente de artistas que se han hecho a sí mismos. Me llama la atención que hay una gran diferencia entre los grupos que vienen recomendados que tocan de maravilla, cantan bien y tienen un gran mensaje, y otros que se han apuntado al aspecto de estos diciendo que también son indies. Novedades respecto a la música rock que a mí me gusta evidentemente, todo tiene que ver con lo que ya hemos escuchado, evolucionada. El último grupo de rock para mí es Los Zigarros, rock español que claramente sigue funcionando con una potencia tremenda, con lo que es el rock, con textos y esquema. Me parecen un grupazo, y creo que habrá muchos Zigarros en el mundo musical. Podría ser interesante acercarse por ahí. También escucho música country americana.

Mejor vocalista en los Texas Sounds international Country Music Awards, ¿esa distinción te ha abierto puertas?
Efectivamente, participamos como The Wilde Horses, banda ya disuelta en la que también estaban el batería y bajista de Burning -Kacho Casal y Carlos Guardado- y Juanma Elegante. Esa distinción me ha hecho una imagen de marca pasajera, lo he tomado como un reconocimiento a mi carrera desde El Gran Azul y me ha servido como empujón motivador. En España no hay una cultura de country con clase, hay muy pocos grupos, por la zona de Cataluña hay algunos. En este género entraría Quique González, Revolver, y Santero y los Muchachos, que te llenan una sala de cuatrocientas personas. A Coque Malla le preguntaron el otro día que qué pasaría si Los Ronaldos hubieran salido en estos años, y respondió que no pasaría absolutamente nada. Y no solo no pasaría nada con Los Ronaldos, es que no pasaría nada con ningún grupo. Necesitaría un súper apoyo por las redes y coger una gran compañía y a ver…

Actualmente estás lanzando singles, ¿serán parte de un disco?
He decidido sacar primero los singles con intención de llamar la atención más veces, en vez de con un solo disco. Por eso he empezado a subir canciones, y subiré más. Candy Caramelo, productor de muchos de mis temas, me recomendó coger y juntar ocho canciones, y ponerles un nombre con una portada y un título de álbum. Mirando al precipicio, Siempre sale el sol, Te quiero como a mí, Al final del viernes, Solo tus canciones, Diversión, Ella sabe, Saca lo que tengas, Vieja canción, Demasiado, y así hasta veinte singles que tengo pendientes de sacar. Es decir, tengo dos o tres discos. Mi plan de acción es ese, voy a juntar por estilos -rock, country rock y en acústico- los temas más recientes y los sacaré el año que viene en tres discos. Y mientras tanto, voy a ir publicando singles de Despejado, mi tercer disco. De momento hay Pablo hasta el 2026 en álbumes. Subí a Spotify Despejado, mi tercer disco, y siguiendo el consejo de Candy, lo bajé para ir subiéndolo despiezado por singles. Me di cuenta que te hacen el mismo caso si sacas un disco que si sacas un single. En enero o febrero quiero sacar esas canciones dándoles una vuelta para que sean novedad, regrabando guitarras  y en dueto con gente que me da cariño, amigos como Coque Malla o Pez Mago, por la parte de pop rock, y colaboraciones de todo tipo para darle un aire nuevo a Despejado. Posiblemente, como es un nuevo disco, le cambiaré el título y en este y los siguientes que publique meteré alguna canción nueva de las que ya tengo compuestas.