Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Popes80 | 18 julio, 2024

Scroll to top

Así fue la grabación del directo de Los Limones con las canciones de «Niña bonita»

Así fue la grabación del directo de Los Limones con las canciones de «Niña bonita»
Alberto García Valdegrama

Un concierto inolvidable de buena jarana limonera, así lo recordaremos los que estuvimos en la grabación del esperado disco en directo de Niña bonita, en una finca acogedora y bajo una noche estrellada, el pasado viernes 10 de marzo. Desde la cabina, Dj Christian Cárdenas supo ambientar con su selección musical la entrada de los invitados a esta ceremonia.

Niña bonita hace el número 15 en la discografía de Los Limones y para esta ocasión, Santi Santos, un referente como compositor y letrista del pop nacional, se ha acompañado de una extraordinaria banda, unos músicos que ensalzaron aún más la decena de temas que lo componen y que hasta ahora tan solo se habían publicado en una edición muy limitada de mil discos y en formato acústico, un álbum que grabó el artista durante el confinamiento, arropado únicamente por sus guitarras, voces y armónicas.

Los primeros en entrar a la finca La Espiga antes de empezar el concierto de Los Limones.

Al espacio acondicionado para la ocasión, en la Finca La Espiga, ubicada en un paraje idílico en la localidad del cantante, Boadilla del Monte, acudimos como coral más de dos centenares de amigos y familia, porque en los conciertos de Santi, el público siempre es cercano con él y los suyos, nos une su incansable voz, su prestidigitación en las letras que alegran o despiertan reflexiones y sentimientos, sus melodías que avivan cualquier momento del día o la noche, pero que ante todo nos convoca a festejar La fiesta en paz, título del cuarto corte de Niña bonita y pronto otra de sus numerosas canciones bandera.

Las guitarras de Fabián Benito y Santi, el bajo de Borja Fernández y la batería de Carlos Badanelli, el primer licenciado por la Universidad Alfonso X el Sabio en el grado de composición de músicas contemporáneas, consiguieron convencer al foro de la contundencia instrumental de este nuevo disco.

Las diez canciones se sucedieron tal y como se publicarán en el directo y figuran en el acústico, aunque se abrió el concierto con el clásico Te voy siguiendo para calentar los instrumentos y la coral congregada a pie de escenario, las voces.

Los Limones

El primer tema que da nombre al disco, Niña bonita, es un rock al estilo más clásico, en Súperbuena tía, sobre base rítmica de reguetón se asientan sonidos que nos recuerda al inconfundible pop rock marca Los Limones, Novia en guantes de boxeo, pop rock también muy de su sello e impronta, dieron paso a La fiesta en paz, también llamado Cantos regionales, en el que Santi experimenta y trata de aglutinar consiguiéndolo, toda esa sabiduría popular de los pueblos, sus gentes, sus cantos, sus fiestas, sus verbenas…

Altanera, con sonido country es el tema que en esta ocasión vuelve a dedicar a Boadilla del Monte. Es la visión de lo que supone para él la localidad -en la que se alzó durante el encierro como el mejor balcón de España-, el Palacio del Infante y recuperación de su historia, de cuando moraba el músico de la Corte Luigi Boccherini.

Un instante del concierto de Los Limones en La Espiga

A la gallega, una baladita en la que se entremezcla el rock sureño y la musicalidad gallega, como estar entre Memphis y Galicia. Camino portugués, que también despliega esos aires gallegos que Santi transcribe de primera cuna y mano, es un himno para peregrinos y caminantes, como también lo es El camino inglés, compuesta con una armonía de muñeira elevada al rock, y que recuerda a alguna referencia de su álbum Sigue.

Viva el bar, el penúltimo tema del disco, se viste nuevamente de ritmos sureños para lucir un canto a lo que sucede en cualquier garito, a los parroquianos y extraños que se cruzan, a las historias que surgen, a la exaltación de la amistad, y a alzar las copas por celebrar la oportunidad de vernos de nuevo, vengamos de donde vengamos, como en esta noche tan festiva.

El salón visto desde el exterior durante el concierto de Los Limones.

Cierra la grabación del concierto en directo de Niña bonita, pero no la fiesta, Aplausos y abrazos, el sentido homenaje que compuso Santi durante el confinamiento a toda esa nuestra gente que quedó en el camino y a los que hicieron un esfuerzo para que quedaran los menos posibles. Gente nuestra a la que no debemos olvidar y mucho que agradecer.

La incombustibilidad vocal ee innata de Santi en cualquier escenario, impulsada por el virtuosismo de los músicos y agradecida en forma de aplauso y vítores por los asistentes -entre los que se encontraban el multiinstrumentista José Carlos Molina, fundador de Ñu, y Marcos Merino, cantante de Los Roper-, alargaron esa noche dos horas más con un recorrido por su amplio repertorio, y el de otros grandes iconos imprescindibles que nunca faltan en su set list habitual tales como Enrique Urquijo y Antonio Vega o de otros artistas como Fito y M-Clan.

Fin del concierto de Los Limones

A continuación, os dejamos la letra del single del último disco de Los Limones, Niña bonita (puedes escucharla en este enlace de iVoox, del día que la estrenamos en el podcast de Popes80)

Puede salir mal, puede salir bien,
Si quieres ganar aquí estoy yo para perderme
En esta ruina, de un sindoctrina.
Cabalgando el dogma, cabalgando las consignas.

Noche de sofá, taxi del amanecer,
Librepensadora ella, más libre que él,
Que dobla esquinas, y a ver qué opinas,
Haciendo la mona, lisa y llanamente tu sonrisa.

La niña bonita ahora que va a ser la ganadora,
No va más, la bola gira la ruleta loca,
Nadie abre la boca para ver que es lo que toca y pleno al quince,
Negro impar y Dios existe.
Niña bonita, es lo que eres.
Niña bonita, te lo mereces.
Niña bonita, qué fuerte, qué suerte.

A siete y media la media un cinco y un diez,
siete velos, dos escobas volar y barrer,
qué brujería, tu puntería.
Si la niña bonita te echa cuenta te cambia la vida.

Un, dos tres, cuatro, cinco, seis,
al llegar a quince imposible contenerme la alegría, belleza mía
granate, piropo, rojo fuego es tu compañía.

La niña bonita ahora que va a ser la ganadora,
No va más, la bola gira la ruleta loca,
Nadie abre la boca para ver que es lo que toca y pleno al quince,
Negro impar y Dios existe.
Niña bonita, es lo que eres.
Niña bonita, te lo mereces.
Niña bonita, qué fuerte, qué suerte.

Santi Santos y Alberto García Valdegrama (Popes80) en el photocall de Los Limones.