Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Popes80 | 1 marzo, 2024

Scroll to top

Marilia: «Mucha gente desaparece de tu vida y aparece cuando vuelve el éxito»

Marilia: «Mucha gente desaparece de tu vida y aparece cuando vuelve el éxito»
Alberto García Valdegrama

A los once años compuso su primer tema en inglés y a los diecisiete conoció a Marta, su compañera de aventuras. Juntas formaron Ella Baila Sola, un dúo que hizo bailar y soñar a toda una generación con sus letras llenas de vida, amor, reivindicación y con tintes de ironía y humor. Durante cinco años fueron un fenómeno musical que vendió millones de discos y llenó escenarios en España y América Latina. Pero, aunque en 2001 decidieron separarse y seguir sus propios caminos, Marilia no dejó de cantar ni de componer. Su voz y su guitarra son su sello personal. Charlamos con ella sobre el pasado, el presente y su tercer disco como solista, Bailar conmigo, fiel a su esencia de celebrar y compartir su pasión por la música.

¿En qué momento personal te encuentras?

Gracias por preguntar y por dedicarme esta entrevista, estoy en un momento de agradecimiento por lo vivido, feliz por poder estrenar este disco y por el cariño que estoy recibiendo. Agradezco mucho que la gente se acuerde de mi después de tanto tiempo, el mundo va muy rápido y es fácil olvidarnos y pasar a lo siguiente. Hacer lo que me gusta y saber que alguien más disfruta estas canciones es el regalo más bonito. También estoy en plena búsqueda, eso siempre, aprendiendo, como cuentan estas canciones. Ahora mismo estoy en plenos ensayos de la gira, promoción y disfrutando de compartir camino con personas maravillosas que me rodean y que la vida va poniendo en mi camino. Todos hemos pasado momentos difíciles estos años y ahora siento que vienen cosas muy bonitas juntas.

Han pasado seis años desde que publicaste Infinito, ¿cuándo compusiste las canciones de Bailar conmigo? ¿Demoraste su publicación?
Es curioso, cuando estreno canción o disco, siempre siento que es el momento ideal, el que tenía que ser, que está bien. Componer me encanta y lo hago a mi ritmo, me gusta darle su tiempo y escribir mucho. El resto del proceso es compartido con un equipo y depende de más factores. Por ejemplo, grabar con músicos, publicar o promocionar, implica el trabajo de más gente y determinadas condiciones. He aprendido que ocurre cuando puede ocurrir, en parte por mi tesón, a veces por un impulso externo, pero también por una serie de casualidades y encuentros muy mágicos, personas que suman y hacen posible que pueda llegar a vosotros, por fin este disco y todo el cariño puesto en él. Este disco es como un hijo o como once hijos, uno cada canción. Lo compuse en diferentes momentos estos años, grabé una parte en 2020, su salida se aplazó primero por la incertidumbre que vivíamos en todo el planeta y después porque quise celebrar el 25 aniversario del primer disco de Ella Baila Sola, merecía celebrarlo y dar las gracias a todas las personas que hicieron posible todo aquello. Este disco existe gracias a todo lo que vivido hasta hoy.

¿Qué te sirve para dar la vuelta a los momentos bajos?

Imagino que me sirve aceptar y perdonarme. También y sobre todo me sirve el agradecimiento, por todo lo bueno. En lo físico, una sonrisa, un atardecer o un amanecer, respirar bien, hacer cosas que me gustan hacer. Tener fe en que, aunque no entienda por qué ocurre algo, en algún momento lo entenderé más adelante, y recordar que siempre suele ser para algo bueno. A veces ocurre que entendemos cosas que antes eran un misterio, y de haberlas entendido en su momento no lo hubiéramos pasado tan mal.

¿Cuándo fue la última vez que pintaste? ¿Tienes pensado exponer tus obras?

Me encanta pintar desde pequeña, hace unos días pinté y sí me han ofrecido varias veces ilustrar libros de amigos y exponer, quizá lo haga un día como complemento a la música y a compartir. No lo descarto. Es otra forma de expresión y de conectar, me encanta, me relaja.

Cuentan las crónicas que a los once años compusiste tu primera canción, ¿se asombraría esa niña de lo conseguido?

Creo que esa niña se alegraría mucho de que haya sacado este disco, de que haya seguido haciendo algo que me gusta hacer, que haya confiado en mí. Aún recuerdo mi emoción al descubrir que podía componer una canción, me pareció que no había nada más bonito. Creo que se alegraría y estaría feliz por conectar con tantas personas haciendo algo que me hace feliz.

¿En qué momento tuviste claro que la música iba a ser lo tuyo, y no el derecho o el marketing? Ese instante en el que componer y cantar ganó el pulso a todo lo demás.

En un mundo tan loco es un reto seguir la propia intuición y ritmo. La vida me fue mostrando el camino. Fueron muchas señales, ocurrían cosas cuando hacía y cantaba canciones. Creo que siempre me seguiré preguntando y cuestionando, para reafirmarme y para dar lo mejor de mi, pero es importante sentirme bien haciéndolo. A veces es algo externo lo que nos impulsa, algo o alguien, pero luego encontrar tu lugar, la posibilidad de hacerlo en el mundo, es algo que requiere confianza, fe, compromiso, mucho tesón y cosas que no están en nuestra mano también.

¿Se podría decir que Ella Baila Sola surgió como fenómeno musical gracias a una actuación en El Retiro de una tarde cualquiera?

Es una historia bonita, fue un comienzo, podría ser porque ensayábamos en El Retiro y un día cantamos en el paseo principal mientras la gente paseaba. Muchos se quedaron con aquellas canciones y las reconocieron al sonar en la radio. Pero te diría que fueron muchas circunstancias y muchas personas más, muchos hicieron su trabajo, para que aquello ocurriese como ocurrió, para que el proyecto se convirtiera en un fenómeno. No puedo olvidar el trabajo de los arreglistas, los músicos, las personas en la compañía de discos, los grandes locutores de radio que nos apoyaron, los oyentes generosos, todos los que conectaron con esas canciones. Algo comenzó allí, pero creció gracias al trabajo y apoyo de muchos, el nuestro también, y sobre todo a la generosidad y complicidad de los oyentes.

¿La música está en deuda con las mujeres artistas? ¿O en tablas?
La música está en todo, es como la tierra, es una palabra en femenino. El mundo y la industria son otra cosa, creo que saldríamos ganando si hubiese un equilibrio mayor en la aportación femenina históricamente. Quizá no solo en deuda, sino que nos perdemos mucho si no vivimos en una cultura en la que las mujeres puedan expresarse con libertad, respeto y amor propio, sin tener que encajar en expectativas ni juicios, ni perfecciones imposibles. Creo que estamos avanzando, pero falta mucho camino, menos mal que avanzamos y juntos.

Gaudí dijo que “la originalidad consiste en volver al origen”, ¿Bailar conmigo expresa ese sentido de regreso?

Qué belleza de frase, Bailar conmigo ha sido para mí volver al origen, sí, a lo sencillo, a lo que me gusta y me inspira, por eso se llama Bailar conmigo. Creo que estamos mejor cuando conectamos con quien somos y desde ahí compartimos con los demás. Este disco invita a soltar, celebrar y bailar juntos, es un guiño a todo lo bailado, una continuación de lo que empezamos hace años en canciones. Es volver al origen con agradecimiento y mirada ancha de presente, abierta a lo que venga.
Los arreglos tienen sonidos folks y ritmos alegres. Es un disco conectado con la tierra, el origen, la búsqueda de libertad, el amor incondicional, la esencia de movimiento inherente al ser humano. En Eres mi lugar para volver, Una cueva en el invierno, Pequeña descarga eléctrica, Me merezco todo lo bueno, Te elijo a ti, … En todas hay una fotografía de un momento que me recuerda que merecemos cosas buenas, que ya nos toca.

¿Compones con guitarra en mano?

A veces sí y a veces no. Muchas veces una canción llega con una melodía o una frase, que tarareo, grabo o escribo lo antes posible. Intento tener una guitarra siempre cerca, pero también busco darle un espacio y un tiempo para que ocurra, me encanta dedicarle su tiempo sin prisas, que sea algo cocinado con cariño y a su tiempo, cada canción es diferente y cada etapa también.

¿Conservas tu Traje de bombero? ¿Lo tuviste que usar mucho?

Traje de bombero es una canción con humor que habla de las defensas que nos ponemos y levantamos tras un incendio que ya pasó. No es necesario, pero sentimos que lo es aún. Nadie nos obliga a hacerlo, pero a veces no lo podemos evitar, hasta que nos damos cuenta que no sirve para nada ya. Es atreverse a volver a vivir, quizá la única manera de vivir de verdad sea sin este traje de bombero figurado, que cuesta tanto quitarse a veces, y que supuestamente nos protege del dolor, pero también de sentir y disfrutar. Creo que he soltado mucho con Traje de bombero y este disco es fruto de ello. Vivir es también aprender a soltar ese Traje de bombero y permitirnos respirar como merecemos.

¿Lo tienes guardado por si acaso?

Jajaja, no lo guardo, no me interesa nada conservarlo, me ha servido para hacer esta canción, con mucho cariño y humor.

¿Mantienes amistad con otros artistas?
Siento que hay una hermandad entre músicos, entre artistas, no sé si se aprecia siempre desde fuera, pero para mí hay una conexión de compañerismo, de alegría por sus éxitos. Puede ser más o menos cercana la relación. Tengo amistades preciosas construidas a lo largo de los años, nuevas y momentos puntuales compartidos que también han sido especiales y guardaré siempre. Es un viaje largo, nos juntamos y reencontramos siempre.

¿Con qué artistas mantienes cercanía o amistad?

Grabé un video maravilloso de la canción Te estamos esperando con Carlos Areces, el fabuloso actor y cantante de Ojete Calor, le adoro.

¿Qué aprendiste de la industria musical y qué preferiste desaprender?

Espero haber aprendido algo, todas las experiencias suman, el tiempo si queremos nos ayuda a conocernos y a saber qué va más con nosotros. Pude ver que cuando apoya un proyecto, si hacen muy bien su trabajo, hacen posible una atención en medios espectacular. También vi que es necesario cuidarse y cuidar lo que uno valora. Es un entorno extraño, porque a veces en ese proceso de comercialización de la música, de venderla, de hacer dinero, se puede deshumanizar el arte, al artista, a otras profesiones implicadas, su seguridad y calidad y sobre todo afecta a la gente joven que empieza, y que escucha, por cumplir con intereses ajenos a lo que nos viene bien realmente. Aprendí lo que no me gusta y lo que me gusta y elegí hacer música, que es lo que me gusta hacer.

¿La sensibilidad del artista ante todo?

Para mí es el motor de todo lo demás.

¿Te sentiste arropada?

Fue espectacular contar con tanto apoyo en medios, y para grabar, aunque en otras áreas tuve otra sensación. Creo que arropar en exceso puede ser aislar al artista y no sé si eso es positivo. En otras áreas es un entorno muy poco seguro en el fondo, eres lo que vale tu producto ese año, de hecho, mucha gente desaparece de tu vida y aparece cuando vuelve el éxito.

Con Ella Baila Sola, millones de copias vendidas, letras que se hicieron populares, giras multitudinarias en España y Latinoamérica, … ¿Cómo gestionaste esa sucesión de éxitos en tan poco tiempo?

Tenía veinte años, disfruté mucho y lo hice lo mejor que pude. Fue una maravilla dar conciertos, conocer gente, compartir su alegría, viajar con la música, es algo que me encanta. Intenté mantener toda la normalidad posible con mis amigos y familia, mientras muchas cosas cambiaban alrededor. El regalo era poder dedicarme 100% a la música. Hacer algo que disfrutas, es genial. También fue una muestra de que el éxito no nos da todo lo que necesitamos, es importante descansar, cuidarse, reconectar con uno mismo para seguir disfrutando.

¿Qué razones darías para animar a escuchar las canciones de Bailar conmigo?

Les daría las gracias por escucharme, les pediría que me cuenten qué les pareció en redes sociales, Marilia Música. Les contaría que estas canciones hablan de la búsqueda de libertad. Que son un abrazo y una invitación a celebrar la vida con todos sus altibajos.

¿Qué música escuchas?

Estilos diferentes, lo último que me emocionó fue Björk, Atopos. Y recomiendo escuchar a New Day, Vilma y los señores, Alondra Bentley o Mucha Pepper. Me gustan las voces personales en todos los estilos. Aunque el silencio me encanta.

¿En qué salas o espacios te gusta actuar?

El espacio es uno más en el concierto. Me gustan sobre todo con buena acústica, sonido y visibilidad para disfrutar todos ese rato único. Puede ser grande o íntimo, con banda al completo o en acústico, todo tiene su magia. Por cierto, os invito a visitar mi web para ver las nuevas fechas que vamos confirmando, en lugares de lo más dispares. Gracias por tu tiempo.