Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Popes80 | 29 enero, 2023

Scroll to top

Miguel Costas: «Ya no me dejan tocar ‘¿Qué tal, homosexual?’ en los conciertos»

Miguel Costas: «Ya no me dejan tocar ‘¿Qué tal, homosexual?’ en los conciertos»
Alberto García Valdegrama

¿Qué tal te ha ido tras el concierto de despedida de Siniestro Total?
Bien, aquí en Lugo. Este año me operaron de la garganta tras el concierto del Wizink Center del 40 Aniversario de Siniestro y aún estoy algo tocado. Estuve dos meses sin poder hablar. No estoy recuperado del todo, aunque ya casi en forma.

¿Qué proyectos tienes en mente ahora?
Proyectos tengo muchos, el caso es llevarlos a cabo. El año que viene me gustaría reeditar el Costas is Back en vinilo. También quiero hacer un documental, ahora que todos están haciendo documentales. Y seguir tocando, por supuesto. Empiezo con una agencia de management nueva, Locos por la música.

¿Cómo será la reedición de Costas is back?
En ese disco figuran Johnny de Burning, Def con Dos, Rosendo, Seguridad Social, Edurne y entre otros. Y Bimba Bosé, que solo ha grabado con Miguel Bosé y conmigo. En su día salió en cedé, y lo quiero reeditar en vinilo con alguna colaboración más, pero todavía no sabría decirte quiénes harán esas colaboraciones.

Es tiempo de reencuentros y reediciones…
Aquí en España las carreras de los músicos no se siguen, hay gente que sí, pero la gran mayoría no. Estamos escuchando cosas muy inmediatas, sale mucho material y a la siguiente semana salen otro, todo se consume de forma muy rápida. Reeditar los discos para que la gente que quiera pueda acceder a ella siempre me parecerá bien.

En esta fiebre de revisionismo del pasado, muchos han puesto su diana sobre tus letras, en solitario y en Siniestro Total.
Todo eso me parece una tontería. La canción ¿Qué tal, homosexual?, la letra dice “pues hombre, no me va mal”, y luego habla de otras cosas. Me la han eliminado para tocarla en directo. Y ahora, también me han dicho que Bailaré sobre tu tumba incita a la pelea, a matar a la gente. No sé, es muy extraño esto. La música en teoría es poesía, en cualquier forma la puedes hacer con melodía y música. En otros medios sí puedes hacer esto, en el cine puedes matar a alguien y no por ello eres un asesino. Ha llegado hasta el punto de que una canción mía en una radio, no voy a decir cuál no sea que no me lleven más, en el momento de ciertas palabras bajarme el volumen… Increíble. Es como pegar un brochazo a un pene en un cuadro para que no se vea. Es absurdo.

¿Cuál es la razón por la que está ocurriendo todo esto?
Creo que la gente se preocupa más por tonterías que por lo que realmente se tiene que preocupar. Como dijo Spinetta, estamos viviendo un fascismo musical. Los medios, el marketing y todo imponen a los más jóvenes, que son los más manejables, una serie de ideas que no todos siguen, pero una mayoría sí.

¿Sigues de cerca los datos de escuchas de tus canciones en plataformas musicales?
No, porque las plataformas pagan a las discográficas, a los músicos no. Otra cosa son las redes. Me han ido colocando las canciones por ahí, en Spotify por ejemplo, pero en realidad no sigo la evolución. Me dicen los que tienen muchas escuchas que lo que ganan es una miseria. Entonces, para qué preocuparse mientras la cosa siga así.

¿Cuándo podremos verte en directo?
En febrero con invitados quiero hacer un concierto grande en Madrid. Estoy estudiando los invitados, pero la idea es esa. Antes, el 16 de diciembre, estaré en Barcelona, que hace años que no voy, estaré un concierto benéfico con la mítica banda de Los traperos del río. Y el 3 de septiembre estaré en Pamplona con Yo fui a EGB.